Los accidentes mortales bajan un 2,9% hasta julio

Por Redacción

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Un total de 406 trabajadores fallecieron en accidente laboral hasta julio de este año, 12 menos que en el mismo periodo de 2020, lo que implica un descenso del 2,9% en el número de muertes por esta causa, según datos del Ministerio de Trabajo y Economía Social.

De estos fallecimientos, 329 se produjeron durante la jornada de trabajo, 17 menos que en el mismo periodo de 2020, lo que supone un descenso porcentual del 4,9%. Los 77 accidentes mortales restantes registrados fueron siniestros ‘in itínere’ (los que se producen en el trayecto de casa al trabajo y viceversa), cinco más que el año pasado (+6,9%).

En conjunto, se contabilizaron 317.258 accidentes laborales con baja, lo que supone un aumento del 20,4% respecto al número de siniestros registrados hasta el séptimo mes de 2020.

Del total de siniestros, 275.901 accidentes se registraron en el lugar de trabajo y 41.357 fueron siniestros ‘in itínere’. Los primeros crecieron un 18,7%, mientras que los segundos subieron un 33,3% respecto al mismo periodo del año pasado.

Los accidentes leves con baja en el puesto de trabajo sumaron 273.397 hasta julio, un 18,8% más, y los graves fueron 2.175, un 10% más que a un año antes. En el caso de los siniestros ‘in itínere’ se registraron 40.809 accidentes de carácter leve (+33,7%) y 471 de gravedad (+10,6%).

A la luz de estos datos, UGT ha difundido un comunicado en el que insta al Gobierno a derogar las reformas laborales de forma urgente y a abrir una mesa de diálogo social en materia de siniestralidad laboral para acordar medidas que pongan fin a esta situación. “No podemos permitir que los trabajadores sigan muriendo por el simple hecho de ganarse la vida”, avisa.

El sindicato quiere que se articule un Plan de choque contra la siniestralidad laboral de forma inmediata que contemple, entre otras cosas, la reducción de la incidencia de los riesgos psicosociales entre los trabajadores, ya que la primera causa de muerte durante la jornada de trabajo son los infartos y derrames cerebrales, patologías asociadas a este tipo de riesgos laborales.

Por otro lado, UGT ve imprescindible reforzar la Inspección de Trabajo para que vigile el cumplimiento de la Ley de prevención de riesgos laborales e incluir la Covid-19 en el listado de enfermedades profesionales español para que se declare como tal, siguiendo la estela de la Comisión Europea que actualizará la Recomendación de la Comisión sobre enfermedades profesionales para incluir el coronavirus antes de 2022.

Durante los siete primeros meses del año se han registrado 6.999 accidentes de trabajo debidos a esta enfermedad, de los que seis han sido mortales y 11 graves. Además, se registran incrementos en el número de accidentes con baja, así como en la incidencia de los accidentes ocurridos durante la jornada laboral, aunque hay que tener en cuenta que en 2020 se paralizó durante parte del año la actividad como consecuencia de la pandemia.