César Núñez
CEO y fundador de Addoor

Los 6 poderes de la Publicidad Nativa para atraer, captar y convertir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Las marcas encuentran en la publicidad digital el formato esencial para sus comunicaciones. Esta realidad no es nueva. Internet y publicidad han ido de la mano casi desde el inicio y una buena prueba de ello es el considerado como el primer banner. En octubre de 1994 apareció el ya histórico anuncio para AT&T que pretendía patrocinar museos de arte.

De este suceso han pasado ya casi 30 años. Y la inversión en display tanto en móviles como en ordenadores continúa al alza. Dejando de lado la nostalgia, debemos reconocer que el crecimiento de la publicidad gráfica ha colmado las webs de este tipo de contenidos impidiendo la buena experiencia del usuario. Esto se debe a que los diseños publicitarios obstaculizan el contenido de las páginas e incluso el acceso a ellos. En respuesta a esta situación, los usuarios activan en sus ordenadores y dispositivos programas bloqueadores de publicidad.

El informe Digital 2021 de Hootsuite y We Are Social revela que en España el 41% de los internautas españoles de entre 16 y 64 años usan un bloqueador de anuncios. El aumento de inversión en display unido al crecimiento de usuarios que utilizan estos programas propicia el nacimiento de alternativas para frenar este alzamiento y seguir ofreciendo publicidad digital sin que resulte tan intrusiva para el usuario. En este contexto, aparece como solución la Publicidad Nativa, estrategia publicitaria capaz de adaptarse  en estilo y forma al medio en el que aparece.

Aquellas empresas que incorporen la Publicidad Nativa a su estrategia de marketing digital podrán aprovecharse de todo su poder y potencial.  Poderes, ¿has dicho “poderes” Cesar? ¡Si!

Me gusta decir que la Publicidad Nativa tiene poderes nativos y, en concreto,  rescato 6 valores que permiten a los anunciantes atraer, captar y convertir:

  1. Amistosa: la Publicidad Nativa facilita un formato friendly, es decir, cercano, respetuoso. De modo que, se obtiene más engagement por parte del usuario.
  2. Decisiva: publicidad y credibilidad se dan la mano gracias a la Publicidad Nativa y a la confianza del medio en el que aparece. El usuario baja sus “barreras” y conseguimos visitas más cualificadas a la landing page del anunciante y métricas de conversión a lead / compra.
  3. Distancia: observar el alcance es fundamental. La compañía de la que soy Managing Director, tiene un alcance de más de 20.000.000 de usuarios únicos. Estas cifras suponen un aumento de las posibilidades de segmentar y llegar al público objetivo.
  4. Ocasión: El modelo de compra basado en CPC es low cost. Nos encontramos ante un modelo económico, de ocasión y, por lo tanto, muy competitivo.
  5. Objetiva y efectiva: es una realidad que la Publicidad Nativa ofrece buenos resultados independientemente de la manera de pensar o sentir que tengamos. Además, se aleja de estrategias quiméricas y dudosas porque sus resultados son reales.
  6. Renovación: este tipo de formatos intenta mantenerse al día en cuanto a innovación y tecnología se refiere incorporando formatos dinámicos para aumentar el engagement y atraer al usuario. En nuestra compañía, Addoor, contamos con una tecnología propia que nos permite estar siempre actualizados, compromiso que nos sitúa como una de las tres plataformas que lideran el mercado de la Publicidad Nativa en nuestro país.

 

Las empresas que incorporen la Publicidad Nativa a su estrategia de marketing digital conectarán con nuevas audiencias, generarán mayor engagement con usuarios cansados de los banners tradicionales, mejorará la tasa de interacción con los anuncios y la viewability (número de veces de visualizaciones de un anuncio).

Una manera de aplicar la estrategia de Publicidad Nativa es a través del famoso “Te puede interesar”, espacios de contenidos ubicados al final de los artículos en periódicos digitales. Una integración natural que permite una lectura fluida al usuario. El objetivo de estos espacios es ofrecer contenido atractivo al lector para generar conocimiento de marca, reforzar o ampliar su posicionamiento, e incluso convertir lectores en clientes.

En definitiva, todos estos poderes nativos hacen de esta publicidad un modelo más respetuoso y menos intrusivo que el tradicional.