LLOOLY, la franquicia que requiere una baja inversión y asegura una alta rentabilidad

Por Remitido

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El bubble waflle es el dulce más popular en Hong Kong. Se trata de gofres con burbujas, en forma de cono, rellenos de helados y toppings.

Por otro lado, los ice rolls vienen de Tailandia y son novedosos rollos de helado a la plancha, elaborados a través de láminas de acero que congelan. Estos helados se cubren con cremas, frutas, galletas, chispas e infinidad de toppings.

Gracias a LLOOLY, estos dulces llegaron a España mediante fórmulas secretas y únicas con ingredientes frescos, naturales y de alta calidad. La empresa hace posible la oportunidad de abrir una franquicia de forma fácil.

Un buen negocio

Las franquicias rentables son infalibles y cómodas. No hay que inventar algo, solamente hay que seguir una serie de lineamientos establecidos por la marca, que ya tiene un formato de triunfo asegurado con experiencia en valor añadido y demostrado en sus cifras. No cualquier franquicia llega a la cima, pero las productivas son aquellas que pueden señalar su rendimiento a través de números y de su fácil gestión.

Adicionalmente, existe el beneficio de poder ser autónomos, respecto a todo lo que no forme parte de la construcción de la marca, es decir, que es diferente a ser accionistas de un negocio con trayectoria. En primer lugar, se compra esa trayectoria y, en segundo lugar, el comprador será dueño y señor de su local, aunque no de las recetas o nombres de los productos, porque eso ya viene hecho y es el motivo del éxito.

En este caso, las heladerías LLOOLY gozan de una amplia gama de productos que pueden ser consumidos durante todo el año y en cualquier momento del día, sin ser monotemáticos.  

Conseguir la licencia y abrir una franquicia

LLOOLY es una marca innovadora con franquicias de baja inversión y muy alta rentabilidad, por sus postres irresistibles y la liberación del pago de cánones y royalties. En su web, se pueden conocer todas las grandes ventajas de obtener uno de estos comercios, las características y los requerimientos.

Es estupendo e irrefutable lo que representa tener un negocio de renombre sin tener que ocupar tiempo ideando la marca, la simbología, la esencia y alma propia de la empresa, porque esto ya fue creado por alguien que desea expandir la calidad de su servicio, a través del mundo entero de ser posible. Un buen ejemplo de lo que significa ganar y tener éxito lo ha lanzado LLOOLY con su negocio de bubble waflle y ice rolls.