Lazard advierte del riesgo que supone invertir en el bono español a 50 años

Por Redacción

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

La gestora de fondos de inversión Lazard Asset Management ha advertido del riesgo que conlleva la inversión en bonos gubernamentales a muy largo plazo, como la emisión del Tesoro español de ayer a 50 años, por su “riesgo de duración” en un entorno en que prevé que suba la inflación.

El Tesoro Público adjudicó este martes 5.000 millones de euros con un nuevo bono sindicado a 50 años, su segunda emisión de este plazo tras la primera del año 2016, y logró una demanda récord de 65.000 millones de euros con este tipo de papel.

“Las reducidas rentabilidades de la renta fija han forzado a los inversores a tomar riesgos de duración. No me preocupa la calidad crediticia de España, sino las consecuencias de mantener un bono así hasta el periodo de vencimiento, cuando subirá la inflación”, ha precisado el responsable de renta variable estadounidense de Lazard AM, Ronald Temple.

Los bonos emitidos ayer, que vencen el 31 de octubre de 2071, se han emitido con un cupón de 1,45% y una rentabilidad del 1,458%, dos puntos porcentuales menos que la referencia anterior y equivalente a 13 puntos básicos por encima de la actual referencia a 50 años (la obligación del Estado con vencimiento en julio de 2066).

No obstante, el experto de Lazard ha señalado este miércoles que, a su juicio, la demanda tan alta en la emisión del bono español a tan largo plazo no debe considerarse “una burbuja”.

“No creo que se deba calificar de burbuja lo que ocurre en las emisiones de bonos soberanos europeos, es algo creado a propósito por los bancos centrales. El problema vendrá cuando quieran cambiar esta situación de estímulos”, ha apostillado Temple.

PREFIEREN LA INVERSIÓN EN CRÉDITO

En su estrategia de inversión, Lazard prefiere apostar por el crédito más agresivo y de corta duración en la renta fija. También son positivos en cuanto al desempeño que pueden tener los bonos convertibles.

En la parte de renta variable, la gestora tiene más optimismo respecto a las rentabilidades futuras de los mercados emergentes, que consideran muy infravalorados, frente a la bolsa estadounidense. Además, sus previsiones son positivas respecto a las ‘small caps’ europeas, aquellas de menos de 2.000 millones de capitalización.

Los expertos de la firma prevén que el mercado comience una rotación, aunque la estrategia no pasa por “vender el ‘growth’ y comprar el ‘value’, sino en apostar por compañías que ya ofrezcan retornos de capital”, ha explicado Temple.

ESPAÑA PODRÍA CRECER POR ENCIMA DE LA MEDIA

En cuanto a las perspectivas macroeconómicas, Lazard estima que la economía de la Eurozona recuperará los niveles previos al Covid-19 entre finales de este año y el primer semestre de 2022. En el caso de España, cuya caída del PIB fue mayor en 2020 por el peso del turismo, la firma cree que la economía se recuperará igual de rápido.

Los expertos han sostenido que el país podría rebotar con más fuerza que otros europeos en cuanto finalicen las restricciones por el Covid-19 y se retomen las actividades de hostelería y viajes. Además, han destacado positivamente el menor impacto en el desempleo de esta crisis respecto a la de 2008.