Las ventas de las grandes empresas bajaron un 9,3% en 2020 y el empleo un 5,2%, las mayores caídas en 11 años

Por Redacción

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Las ventas de las grandes empresas que operan en España cayeron un 9,3% en el año 2020, marcadas por la crisis del Covid-19, al tiempo que el empleo en estas compañías disminuyó un 5,2%, por lo que se registran las mayores caídas desde el año 2009, en plena crisis financiera, mientras que la retribución media bruta en las grandes empresas repuntó un 2,7%, lo mismo que el año anterior.

Así se desprende de la última encuesta ‘Ventas, empleo y salarios de las grandes empresas’, elaborada por la Agencia Tributaria, que refleja el mayor retroceso de las ventas (-9,3%) de las grandes empresa en 11 años, dejando atrás el avance del 1,8% de 2019, siendo el retroceso más intenso en el caso de las exportaciones (-11%) que en las ventas interiores (-8,8%).

Las exportaciones a los países de la UE cayeron un 6,2%, menos que a terceros países (-15,4%), en tanto que las importaciones disminuyeron el año pasado un 8,7%, un retroceso inferior al presentado por las exportaciones (-11%).

Asimismo, el empleo en las grandes empresas cedió un 5,2% el año pasado, frente al alza del 2,6% del año anterior, registrando así la mayor caída desde el ejercicio 2009 (-7,2%), en plena crisis financiera.

No obstante, la AEAT recuerda el efecto que los ERTE han tenido en la suavización de la caída inicial del empleo y en su evolución posterior al volver los trabajadores a las empresas, algo que señala que también ha influido en los salarios.

De esta forma, el rendimiento bruto medio refleja que a pesar de la notable caída de ventas, los salarios en las grandes empresas registraron una subida del 0,3%, seis décimas menos que el ejercicio anterior.

En lo que respecta al mes de diciembre, las ventas totales cayeron un 4,6%, por encima del 3,5% de noviembre, como consecuencia de las bajadas de las ventas interiores (-4,2%) y las exportaciones (-5,9%).

El empleo disminuyó en diciembre un 3,8%, menor caída en comparación al retroceso de noviembre (-4,2%), octubre (-4,8%), septiembre (-5,2%), agosto (-5,3%), julio (-6,2%), junio (-8,9%), mayo (-13,1%) o abril (-13,7%), aunque sigue lejos de los datos de marzo (-0,1%), febrero (+1,8%) y enero (+1,8%).

En cuanto a los salarios, en los últimos meses, con el progresivo retorno a la actividad de los afectados por los ERTE, el rendimiento medio se ha recuperado, registrándose un incremento en diciembre del 1,3%, lo mismo que en noviembre y por encima de octubre (+1,2%), septiembre (+1%) y agosto (+0,8%).

Deja atrás por tanto las tasas negativas del periodo marzo (-1,4%), abril (-1,6%) y mayo (-1,4%) y las muy contenidas de los meses sucesivos, con un alza del 0,2% en junio y julio.

GRANDES EMPRESAS Y PYMES

Incluyendo las grandes empresas y las pymes societarias, las ventas totales registraron una caída del 11%, dejando atrás el aumento del 2,5% del año previo, al tiempo que el empleo en estas sociedades disminuyó un 9,3%, frente al avance del 2,9% de 2019. En ambas variables se registran las mayores caídas desde que hay registros de esta estadística, en el año 2010.

Según la AEAT, el descenso de las ventas es mayor en este colectivo que el limitado al de las grandes empresas (medidas a población constante) como consecuencia del mayor peso de las pymes en aquellas actividades que están atravesando más dificultades.

Sin embargo, señala que las ventas totales de grandes empresas y pymes societarias disminuyeron en el cuarto trimestre de 2020 un 7,4%, por lo que “se mantuvo la senda de recuperación”.

En lo que se refiere al rendimiento bruto medio, repuntó un 2,7% en 2021 en el colectivo de grandes empresas y pymes societarias, lo mismo que el alza salarial del ejercicio previo. La AEAT apunta que su comportamiento a lo largo del año tuvo dos fases claramente diferenciadas, con una primera mitad del año condicionada por el efecto de los ERTE, por los que parte de los salarios los pasó a pagar el SEPE permaneciendo los trabajadores en la empresa, de forma que los incrementos se moderaron significativamente.

En la segunda, explica, se manifestaron los cambios en la composición del empleo (la mayor pérdida de empleo en las actividades con menor nivel salarial impulsó al alza el crecimiento en alrededor de dos puntos).

LAS VENTAS EN LA HOSTELERÍA SE DESPLOMAN UN 48%

Respecto al sector de la hostelería y restauración de grandes empresas y pymes societarias, uno de los más afectados por las restricciones decretadas como consecuencia del Covid-19, los datos reflejan un desplome histórico de sus ventas del 48%, la mayor caída desde que hay registros en 2019.

En consecuencia el empleo se redujo un 33,3% y los salarios, un 14,8%, en ambos casos también los mayores descensos registrados hasta la fecha.

El sector de servicios sociales, culturales y recreativos vio reducidas sus ventas un 26,2% y el empleo, un 13,9%; si bien los salarios repuntaron un 1,4%, mientras que en el transporte las ventas cedieron un 20,9% y el empleo y los salarios mermaron un 0,6%.