Las Spice Girls siguen sazonando el mercado discográfico

Por Silvano RosasSpice

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Las Spice Girls, banda femenina británica formada en 1994, vuelve a sazonar el mercado discográfico con su “picante”, aprovechando el veinticinco aniversario de su álbum debut Spice en este mes de octubre. Con más de cien millones de discos vendidos, este quinteto compuesto por Geri Halliwell, Mel C, Victoria Beckham, Melanie B y Emma Bunton, volverán a esparcir por el mundo todo el hechizo que aún queda en el bote.

Las Spice Girls y Universal Music Group (UMG), han establecido un acuerdo mundial en exclusiva con la división de productos Bravado de UMG . Este acuerdo sin años de caducidad por los momentos, verá a Bravado representar a la banda en merchandising, campañas directas al consumidor, giras,  y distribución de marca a minoristas y distribuidores, para celebrar el cuarto de siglo de su primer disco.

El acuerdo marca la primera vez en dos décadas que los derechos de licencia en todos los canales, se asignan a un único socio dejando a las Spice Girls y Bravado produciendo nuevos productos y colecciones para los consumidores de la era digital.

Las Spice Girls y Universal Music Group reeditan el álbum SPICE 25 aniversario, con nuevas canciones, demos y mezclas inéditas este 29 de octubre de 2021, casi exactamente 25 años después del lanzamiento de su álbum debut el 4 de noviembre de 1996 en Virgin Records.

El grupo femenino más exitoso de la historia de la música y uno de los nombres con mayor influencia en la década de los noventa, se resiste a pasar al olvido y vuelve a la carrera comercial en un momento en el que sus fieles seguidoras son hoy posiblemente madres, esposas, y directoras de empresas.

Tal fue el impacto cultural, que son para muchos críticos el último gran fenómeno musical antes de la gran revolución digital que empezaría con la implantación de internet a nivel mundial. Sin duda, la expresión Girl Power!, las chicas al poder, sería por aquellos años un retrato de la nueva sociedad que decía adiós al siglo XX.

Después de su debut en 1996 encabezando las listas en 37 países, el álbum debut Spice llegaría a vender más de 31 millones de copias en todo el mundo, convirtiéndose en el disco más vendido de todos los tiempos por un grupo femenino.

El grupo ha vendido más de 100 millones de discos en todo el planeta, con una discografía compuesta por tres álbumes de estudio y once sencillos, y ganando una serie de premios, incluido un premio BRIT Award por su destacada contribución a la música británica.

Richelle Parham, presidenta del departamento de comercio electrónico a nivel mundial de Universal Music Group, dijo: “Estamos encantados de asociarnos con las Spice Girls para crear nuevas y emocionantes líneas de productos y expandir la conexión de la agrupación directamente con sus leales seguidores y seguidoras.

“También colaboraremos con nuestros socios minoristas en todo el mundo para llevar su icónica marca, su estilo y su mensaje de empoderamiento femenino a los fans y a la mayor cantidad de tiendas a nivel internacional.

“Bravado, trabajará en estrecha colaboración con las operaciones de UMG en todo el mundo para el lanzamiento de Spice, y así expandir su legado e impacto cultural en los próximos años”.

Ciertamente, el impacto de las Spice Girls en la cultura popular no puede subestimarse. Al margen de una calidad musical más que discutible, estas chicas representaron la positividad y diversidad racial, en una década como los noventa, donde el grunge y el rock alternativo parecían dominar cualquier tipo de movimiento artístico.

Aunque este nacimiento no fue un acto de amor entre dos entes, la idea de crear desde cero a un grupo de chicas para competir con el saturado ambiente de bandas masculinas de cantantes con caras bonitas y movimientos atléticos (New Kids On The Block, Take That, *NSYNC o Ricky Martin), fueron dos hombres, Chris y Bob Herbert quienes idearon el proyecto a principio de 1994.

Esta operación no solamente desvela una nueva acción comercial para seguir dando vuelta a la rueda, es también un ademán a la corriente ideológica dominante que se alimenta de los efectos sensoriales de la música para establecer un patrón casi único de producción en cadena. El picante ya está en la comida, ya veremos como nos sienta.