Las ejecuciones hipotecarias sobre viviendas habituales se disparan un 57% en 2021

Por Redacción

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El número de ejecuciones hipotecarias sobre viviendas habituales se situó en 11.947 en 2021, cifra que es la más elevada desde 2016 y que supone un incremento del 57,4% respecto a 2020, su mayor repunte anual desde el inicio de la serie, en 2014, según la estadística de ejecuciones hipotecarias publicada este lunes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Con este ascenso, las ejecuciones hipotecarias sobre viviendas habituales encadenan dos años de aumentos después de que en 2020, año en el que se inició la pandemia, subieran un 41,6%.

Sólo en el cuarto trimestre de 2021 se registraron 3.231 ejecuciones hipotecarias sobre viviendas habituales, un 42,6% más que en el trimestre anterior, y un 4,8% más que en el cuarto trimestre de 2020.

El objetivo principal de esta estadística es ofrecer trimestralmente el número de certificaciones de ejecuciones hipotecarias iniciadas e inscritas en los Registros de la Propiedad durante el trimestre de referencia. Estadística recuerda que no todas las ejecuciones de hipoteca terminan con el lanzamiento (desahucio) de sus propietarios.

En 2021 se iniciaron 32.383 ejecuciones hipotecarias, un 7,4% menos que en 2020. De ellas, 30.697 afectaron a fincas urbanas (donde se incluyen las viviendas) y 1.686 a fincas rústicas.

Las ejecuciones hipotecarias sobre fincas urbanas bajaron un 8,2% en relación a 2020. Dentro de las fincas urbanas, 20.206 ejecuciones correspondieron a viviendas, un 6,8% más que en 2020, y de ellas 14.862 eran ejecuciones sobre viviendas de personas físicas, cifra un 53,3% superior a la de 2020.

Por su parte, las ejecuciones hipotecarias sobre viviendas de personas júridicas disminuyeron un 42,1% el año pasado, hasta las 5.344, mientras que las realizadas sobre solares cayeron un 25,2% y totalizaron 906.