La UE cuestiona la libertad de expresión en China

Por Redacción

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

La Unión Europea (UE) ha expresado este viernes su preocupación por las restricciones al trabajo de los corresponsales extranjeros en China después de que el corresponsal de la BBC en el país asiático y la corresponsal de RTE China debieran abandonar el país en dirección a Taiwán.

El periodista John Sudworth ha denunciado los largos meses de acoso a sus compañeros de la BBC y a él mismo, la vigilancia, las amenazas de acciones legales contra ellos, la intimidación y la publicación de vídeos por parte de los medios oficiales en los que se le menciona y se usaba metraje policial.

Según el Servicio de Acción Exterior europeo, 18 corresponsales han tenido que dejar el país por el continuo acoso y obstrucción a su trabajo.

“La UE ha expresado repetidamente sus preocupaciones a las autoridades chinas sobre las restricciones indebidas al trabajo de periodistas extranjeros”, dice el comunicado que resalta que el trabajo periodístico juega un “importante rol” en trasladar información entre la UE y China y “fortalece el entendimiento mutuo”.

La organización además ha recordado que la constitución china garantiza la libertad de expresión y de prensa, así como la Declaración Universal de Derechos Humanos.

“La Unión Europea continuará defendiendo el rol de los medios independientes y de confianza en todo el mundo”, recalca el texto.

RESPUESTA CHINA

La portavoz del Ministerio de Exteriores de China Hua Chinying ha cargado en Twitter contra el pronunciamiento de la UE a la que acusa de “culpar” antes de conocer los hechos o “confundiendo deliberadamente lo correcto y lo incorrecto”, lo que “hiere la credibilidad de la UE”.

“Si la UE realmente quiere acatar las obligaciones del derecho internacional, por favor, pare de interferir en los asuntos domésticos chinos, dejen de difundir desinformación sobre China y díganle a su aliado Estados Unidos que deje de suprimir políticamente a los periodistas chinos. La próxima vez que habléis, tened las cosas claras al menos”, ha tuiteado en un hilo la portavoz.

En este conjunto de mensajes también ha hecho alusión a que Sudworth debería haber acudido a la Policía y dejado el país por los cauces correctos y a que Estados Unidos ha rechazado los visados de más de 20 periodistas desde 2019 y expulsado a más de 60 periodistas de sus fronteras, por lo que China solo renueva cada tres meses los visados de periodistas estadounidenses.

Además, ha remarcado que la BBC ya no es un medio europeo debido al Brexit.