La toxina botulínica permite conseguir un aspecto rejuvenecido. Tratamientos con bótox en la Clínica Tarrazo, en Alcobendas

Por Remitido

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Con el paso de los años, resulta normal que la piel comience a deteriorarse poco a poco. El descolgamiento facial, la aparición de arrugas y líneas de expresión son solo algunos de los signos que indican que se ha detenido la producción normal de colágeno en el cuerpo, dando inicio a un proceso comúnmente conocido en el mundo de la estética como envejecimiento facial.

Hoy en día, el uso de la toxina botulínica es una de las mejores opciones para brindar al rostro un aspecto rejuvenecido. Aplicarse bótox en Alcobendas siempre será sencillo si se cuenta con el apoyo y la profesionalidad de la Clínica Tarrazo, un equipo de médicos y profesionales en estética con amplia trayectoria, capaces de garantizar resultados de calidad a cualquier paciente y una atención personalizada. 

Un procedimiento seguro para el paciente

Aunque en años anteriores la comunidad médica se había visto sumergida en un intenso debate sobre si el uso de bótox era o no recomendado para corregir defectos estéticos en el rostro, lo cierto es que actualmente este tratamiento se considera seguro para el paciente. De hecho, se ha comprobado que, cuando es aplicada correctamente, la toxina botulínica no genera alergias, ni produce enfermedades, ni otros efectos indeseables. 

La aplicación de bótox supone una alternativa segura para el paciente, sin necesidad de pasar por un quirófano para obtener los resultados deseados. Por el contrario, dicho procedimiento es mínimamente invasivo y solo requiere de anestesia local, ya que, en promedio, puede realizarse en menos de 30 minutos.

Los tratamientos con bótox que realiza la Clínica Tarrazo en Alcobendas

Los tratamientos que utilizan la toxina botulínica son de los más demandados actualmente y esto se debe principalmente a los poderosos efectos de este agente en hombres y mujeres. Con la aplicación de microinyecciones en el rostro con esta sustancia, la musculatura de la cara se relajará y armonizará rasgos faciales por un periodo de entre 3 y 6 meses, brindando un aspecto descansado y relajado a cualquier paciente.

Otra alternativa es el famoso Facelook, un novedoso tratamiento ideado por el doctor Tarrazo que está diseñado para promover la regeneración de la piel y devolver la luminosidad al rostro. Este procedimiento consiste en estimular la piel con factores de crecimiento para inducir la producción de colágeno y, posteriormente, hacer un facefill con plasma gel y bótox para suavizar arrugas y prevenir que se hagan más profundas.

Si bien Clínica Tarrazo cuenta con diversos tratamientos avanzados para mejorar el aspecto del cuerpo, el pelo e incluso en la ginecoestética; lo cierto es que en el mercado, la Clínica Tarrazo siempre se ha caracterizado por su enfoque vanguardista para crear métodos y procedimientos especialmente diseñados para mejorar el aspecto del rostro. De esta manera, la clínica se alza como uno de los mejores centros para aplicarse bótox en Alcobendas.