La revolución de la carne vegetal

Por Redacción

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Los futbolistas españoles Saúl Ñíguez, Cesc Fábregas, Borja Iglesias, Sergi Roberto y el británico del AS Roma, Chris Smalling, han entrado como inversores en Heura, la empresa española de carne 100% vegetal.

En concreto, el desembarco de los futbolistas como nuevos inversores se conoce solo unas horas después de que Heura batiera récords en su campaña de ‘equity crowdfunding’, logrando en menos de 24 horas captar los 4 millones de euros fijados como máximo previsto tras la participación de más de 3.000 inversores, entre los que destaca su juventud, siendo el 49% de ellos jóvenes de entre 18 y 30 años, y un 35% con edades comprendidas entre los 31 y 40 años.

De esta forma, los jugadores de fútbol apuestan por Heura, demostrando que sus productos, elaborados a base de proteína vegetal y aceite de oliva virgen extra, son aliados para un estilo de vida activo y saludable.

El cofundador de Heura, Bernat Añaños, se ha congratulado del apoyo de estos futbolistas. “Aún queda mucho trabajo por delante para construir el sistema alimentario ético y sostenible que queremos, pero contar con el respaldo de ‘Good Rebels’ como Saúl, Cesc, Sergi, Borja o Chris hace que estemos un paso más cerca”, ha señalado.

“Todo este apoyo nos da fuerza a todos los niveles para seguir empujando a nivel global nuestra misión, es un orgullo contar con el respaldo de todos estos deportistas de élite”, ha subrayado el consejero delegado y cofundador de la compañía, Marc Coloma.

De este modo, Saúl Ñíguez, Cesc Fábregas, Borja Iglesias, Sergi Roberto y Chris Smalling se suman al accionarado de Heura, en el que ya están presentes algunos de los principales inversores ‘foodtech’, como New Crop Capital (EEUU), Green Monday (Hong Kong), Kale United (Suecia) y Tech Transfer Agrifood (España), e inversores privados o business angels y profesionales como el cofundador y consejero delegado de Glovo, Oscar Pierre.