La presidenta de la CNMC declara un patrimonio de más de siete millones de euros

Por Redacción

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

La presidenta de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), Cani Fernández, declara un patrimonio total de 7.052.044 euros, de acuerdo a su declaración de bienes publicada este viernes por el Boletín Oficial del Estado (BOE) como la del resto de altos cargos.

Concretamente, Fernández ha notificado un patrimonio que consta de 2,06 millones de euros en bienes inmuebles, 630.055 euros en cuentas corrientes o de ahorro, más de 2,09 millones en activos financieros, como acciones y participaciones patrimoniales en entidades jurídicas negociadas, bonos y deuda, y 1,29 millones en activos relacionados en no negociadas.

También cuenta con 133.962,01 euros en fondos de pensiones y 834.825,68 euros en otros bienes y derechos económicos. Por otra parte, cuenta con un pasivo de 801.179,04 euros.

El patrimonio de Fernández es uno de los más elevados de la lista publicada por el BOE en el que están presentes otras figuras relevantes del sector público.

Es el caso del presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, Rodrigo Buenaventura, que cuenta con un patrimonio de 1,14 millones de euros debido a sus bienes inmuebles valorados en 433.537 euros, depósitos por 43.985 euros, acciones y participaciones en capital social o en fondos propios de entidades jurídicas negociadas por 114.099 euros. En este último apartado, este montante estaría en fondos de inversión, ya que el titular del organismo no puede invertir directamente en acciones.

Buenaventura también ha declarado seguros de vida por 481.412 euros y otros bienes por 69.600 euros.

Por otro lado, la presidenta de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIREF), Cristina Herrero, posee un patrimonio valorado en 89.644 euros, repartidos entre bienes inmuebles (57.785 euros), depósitos (20.028 euros) y otros bienes y derechos (11.830 euros), a los que se añade un pasivo de 2.751,16 euros.

LOS ANTIGUOS TITULARES DE LA CNMV Y CNMC

En el listado también aparecen los antecesores de Buenaventura y Fernández al frente de los dos organismos.

Sebastián Albella, expresidente de la CNMV, cuenta con un patrimonio de aproximadamente 3,74 millones de euros en el que 778.774 euros corresponden a bienes inmuebles, 28.138 a depósitos, 119.386 acciones y participaciones en entidades jurídicas negociadas, obligaciones y bonos, 2.471.761 a acciones y participaciones en entidades no negociadas, 267.500 a seguros de vida y planes de pensiones y 68.431 a otros bienes y derechos de contenido económico. Además, Albella cuenta con un pasivo de 560.000 euros.

Por su parte, José María Marín Quemada, el extitular de la CNMC, cuenta con un patrimonio total valorado en 2,9 millones de euros, la gran mayoría concentrado en los bienes inmuebles a su nombre, que suman una valoración de 2,45 millones de euros.

Asimismo, también posee 409.323 euros en depósitos y 50.000 euros en otros bienes, mientras que su pasivo asciende a 4.226 euros.

EMPRESAS PÚBLICAS

Entre los altos cargos al frente de empresas públicas que aparecen en el listado se encuentra la presidenta de Navantia, Susana María de Sarriá Sopeña, que con 26.986 euros en bienes inmuebles y 183.487 euros en depósitos acumula un patrimonio de 210.474 euros frente a pasivos de 104.629 euros.

Por su parte, el presidente de Puertos del Estado, Francisco Toledo Lobo, ha declarado un patrimonio de 450.556 euros, más de la mitad correspondiente a bienes inmuebles con un valor de 282.354 euros.

El resto se distribuye entre 23.780 euros en depósitos, 99.351 en acciones y participaciones en el capital social o en el fondo patrimonial de entidades jurídicas negociadas, deuda pública, obligaciones y bonos, 27.684 en fondos de pensiones y 17.385 euros en otros bienes y derechos de contenido económico. Por contra, tiene un pasivo de 87.038 euros.

Su predecesor en el cargo, Salvador Antonio de la Cina Ortega, dispone de un patrimonio que suma un valor conjunto de 796.675,37 euros.

En su caso, los seguros de vida y planes de pensiones aportan la mayor parte con 341.290 euros, seguidos de los bienes inmuebles (269.074 euros) y los depósitos (168.310 euros). También cuenta con 18.000 euros en otros bienes y derechos de contenido económico.

En lo que respecta a la presidenta del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), Paula Conthe, su patrimonio asciende a 149.243 euros, con bienes inmuebles por valor de 92.012 euros, depósitos por 7.171 euros y activos financieros en entidades jurídicas negociadas, deuda, obligaciones y bonos por 37.018 euros.

Conthe también posee seguros de vida y planes de pensiones por valor de 1.541 euros y bienes y derechos de contenido económico por 11.500 euros. Por otro lado, cuenta con un pasivo que totaliza 250.619 euros.

Su antecesor en el cargo, Jaime Ponce, declara un patrimonio de 272.757 euros, con bienes inmuebles por valor de 119.909 euros, depósitos por 45.521 euros, activos en entidades jurídicas negociadas, obligaciones y bonos por 77.954 euros, seguros de vida y planes de pensiones por 22.223 euros y otros bienes y derechos de contenido económico por 7.150 euros. Además, cuenta con un pasivo de 86.088 euros.

Por otro lado, la directora general de la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre de la Real Casa de la Moneda, Lidia Sánchez Milán, aúna un patrimonio de 215.858 euros.

En el patrimonio de Sánchez, son especialmente relevantes los seguros de vida y pensiones (118.731 euros) y los bienes inmuebles (72.877 euros), mientras que también ha declarado 4.949 euros en depósitos y activos financieros en entidades jurídicas negociadas, deuda, obligaciones o bonos por 10.300 euros y otros bienes y derechos económicos por 9.000 euros. También cuenta con un pasivo de 103.862 euros.