La nueva solución de Thenowo sustituye el aval bancario para los alquileres

Por Remitido

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El seguro de impago de alquiler es un de los recursos que tiene un propietario para protegerse cuando decide alquilar su propiedad. Este tipo de póliza permite recuperar las rentas pendientes en caso de que un inquilino deje de pagar por el motivo que sea.

Según aconseja Thenowo, que cuenta con una plataforma muy completa en la que se pueden cotizar, recalcular y comparar distintos seguros, es obligatorio que el seguro de impago de alquiler esté a nombre y sea abonado por el propietario.

Aspectos a considerar sobre los seguros de impago de alquiler

El seguro de impago de alquiler no solo garantiza el cobro de las mensualidades. A menudo esta póliza cuenta también con coberturas de asistencia legal, cambio de cerradura por desahucio e incluso daños al continente por actos maliciosos.

Además, en el caso de Thenowo, esta póliza se puede personalizar aún más y añadir coberturas adicionales como la subrogación de suministros de luz, gas o agua.

Es importante que los propietarios sepan que la contratación de este seguro puede realizarse en cualquier momento siempre y cuando el contrato de arrendamiento esté vigente. Es decir, podrá formalizarse antes de que el inquilino empiece a vivir en la vivienda o durante.

Para ello, las compañías realizan un estudio previo sobre el inquilino en el que consideran la viabilidad del seguro basándose en un análisis de solvencia y una consulta con el listado de morosos, entre otras cuestiones.

A diferencia del depósito de fianza, la contratación de un seguro de este tipo es opcional. Al no ser contemplado como obligatorio por la ley, el propietario no puede imponer el pago al inquilino. Además, para contratación de esta póliza el titular tiene que ser el propietario, quien además debe abonarlo desde una cuenta bancaria propia.

Opciones de aplicación de seguros de impago de alquiler

El seguro de impago de alquiler agrega una capa de seguridad y tranquilidad para el propietario. Es una cobertura que permite cobrar, por ejemplo, cuando el inquilino suma dos meses de impagos consecutivos, aunque el plazo exacto se define en cada póliza.

Otra opción es incluir al seguro en el contrato de alquiler como alternativa de un depósito o la solicitud de un aval bancario. Esto último puede ser difícil de conseguir y, por otro lado, el depósito puede significar para el inquilino el agotamiento de sus ahorros, sobre todo cuando la entrada es muy elevada.

Nuevamente, el propietario no dispone del poder para establecerlo como requisito indispensable aunque sí puede ser producto de un acuerdo con el inquilino. De todos modos, los profesionales especialistas en seguros de Thenowo recomiendan constatar cuáles son las exigencias para el alquiler en cada comunidad autónoma, ya que algunos detalles pueden variar.

Los seguros de impago de alquiler son una herramienta que, como sugieren desde Thenowo, brinda mayor tranquilidad a un propietario antes de la formalización de un contrato con un inquilino.