La música en Italia repunta en el 2021

Por Silvano Rosas

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El negocio discográfico en Italia está pasando por un momento dulce en estos meses del 2021. Los ingresos por la comercialización de música grabada en el país transalpino aumentaron un 34,3% interanual hasta los 128,7 millones de euros en el primer semestre de 2021.

Este buen resultado en Italia, no se debió solamente al dato favorable en las ventas de formatos físicos bajo los efectos de la pandemia en 2020. Al margen de esta circunstancia, los ingresos por transmisión en el primer semestre de 2021 aumentaron un 27,2% interanual, según datos de la agencia consultora Deloitte.

El negocio de la música grabada en Italia está ahora en camino de generar cómodamente más de 250 millones de dólares este año. El dominio de los artistas locales es particularmente notable. El Top 10 de la lista de álbumes con mayores ventas para la primera mitad de 2021, está compuesto por artistas italianos y en idioma italiano.

Esta lista de álbumes fue liderada por Sangiovanni con su producción homónima, mientras que el artista, no italiano en la más alta posición de la lista, fue The Weeknd.

Todo el Top 10 de la lista de singles de Italia para el primer semestre de 2021 está compuesto, también, por temas de artistas italianos, liderados por los artistas Colapesce y Dimartino.

El artista italiano más exitoso de la era del streaming, Måneskin, banda firmada por la discográfica Sony Music que saltó a la fama internacional luego de su actuación en el Festival de Eurovisión, tiene en la actualidad más de 40 millones de oyentes mensuales en Spotify.

Esta banda italiana ha sido capaz de llegar a los 625 millones de reproducciones globales de la canción Beggin en Spotify, mientras que otros dos éxitos, I wanna be your slave y Zitti e buone, tienen más de 600 millones de reproducciones en la plataforma.

Se ha confirmado recientemente, que el gobierno de Italia ha aprobado este mes un nuevo paquete de exenciones fiscales para el mercado discográfico.

Este nuevo plan de crédito fiscal para sellos discográficos, subsidiado por el Ministerio de Cultura de Italia, cubrirá los gastos de hasta un 30% del costo total de 250.000€ por álbum, en producciones realizadas por empresas nacionales.

Cada compañía discográfica tendrá un máximo de 800.000€ en créditos fiscales (aproximadamente 930 millones de dólares), para invertir en un período de tres años. Este dinero se puede utilizar para costos de grabación, mezcla, creación de videos, pagos de licencia de derechos de autor y en otros gastos de representación del artista.

El gobierno italiano ha acordado poner a disposición de los sellos discográficos un total de crédito fiscal de 5 millones de euros al año a ser efectivos este mismo 2021.

Este nuevo crédito fiscal sustituye a la versión anterior del gobierno italiano, que se limitaba únicamente al primer registro creado por nuevos talentos, con un límite de 200.000€ por empresa y año.

Un crédito fiscal anual de 5 millones de euros por parte del gobierno de Italia, es un compromiso considerable con la industria discográfica nacional.

El FMI estima actualmente, que el PIB anual de Italia es de 2,106 billones de dólares, un 48% más pequeño que el del Reino Unido, unos 3,124 billones de dólares, y un 976% más pequeño que el de los Estados Unidos de América, con 22,67 billones de dólares.

Sobre esta base, el último acuerdo de crédito fiscal de Italia es el equivalente a que el gobierno del Reino Unido otorgue a su industria musical 8,6 millones de dólares en desgravaciones fiscales, y equivalente a que el gobierno de los Estados Unidos otorgue al sector de la música alrededor de 63 millones.

Enzo Mazza, director ejecutivo del organismo italiano de comercio de música grabada FIMI, que presionó al gobierno italiano en nombre de la industria discográfica para obtener el último acuerdo de desgravación fiscal, comenta:

«Este es un gran logro para las compañías discográficas», en relación al esquema de crédito fiscal, que fue aprobado recientemente por la comisión de la UE después de haber sido presentado por el gobierno italiano.

Mazza afirma que: “El nuevo esquema reconoce el importante papel que juegan los sellos discográficos en la búsqueda y  formación de nuevos artistas en Italia al aumentar el presupuesto y ampliar el radio de acción. Italia, ahora si puede estar a la cabeza de la industria en Europa»