La inflación de Argentina continúa desacelerándose

Por Redacción

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

La inflación de Argentina en mayo avanzó un 3,3% con respecto al mes de abril, desacelerándose en 0,8 puntos con respecto a abril y situándose en el 21,5% en lo que va de año, según datos divulgados este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

De este modo, la inflación de Argentina, la segunda más alta en Latinoamérica solo por detrás de Venezuela, continuó desacelerándose por segundo mes consecutivo. El dato recogido por el Indec se sitúa por debajo de las expectativas del Banco Central de Argentina y otros agentes del sector financiero, que proyectaban una inflación del 3,6% para el mes de mayo.

En el periodo acumulado de 12 meses, la inflación argentina se situó en el 48,8%, el nivel más alto desde al menos junio de 2020, según informa el Indec.

La semana pasada, el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, adelantó que en mayo se verificó “una desaceleración” de la inflación y afirmó que esta semana se conocerían nuevas iniciativas de la Administración de Alberto Fernández para continuar con la tendencia a la baja.

La división de mayor incremento fue la de transporte (6%), impulsada principalmente por el alza en los precios de adquisición de vehículos, combustibles, GNC y taxis. El grupo de salud (4,8%) fue la segunda división con mayor alza, debido al incremento de precios en productos medicinales y equipos de salud, entre otros.

Los incrementos en el grupo de alimentos y bebidas no alcohólicas (3,1%) fue la de mayor incidencia en el índice en gran parte de las regiones argentinas. El crecimiento se explicó principalmente por aumentos en algunos productos como las carnes y sus derivados.

Con respecto al rubro de carnes, la inflación alcanzó niveles superior al 70% en varias regiones en el periodo acumulado de 12 meses, después de que el Gobierno decidiera suspender las exportaciones en este sector para frenar el alza en los precios.

Entre abril de 2020 y abril de 2021, el precio de la carne vacuna registró un crecimiento del 65,3%, de acuerdo con el último informe del Instituto de Promoción de Carne Vacuna Argentina (Ipcva), lo que supone un nivel superior al de la inflación acumulada en un año (46,3%).

Por su parte, el grupo de comunicación (1%) y bebidas alcohólicas y tabaco (1,6%) fueron las de menor variación en el mes. La categoría de productos estacionales (1,5%) fue la de menor incremento en mayo, principalmente por la bajada en los precios de las frutas, compensada por los incrementos en las prendas de vestir y calzado (2,1%).

De su lado, el alza en productos regulados (3,8%) incidieron en los aumentos en combustibles, gastos de prepagas y electricidad, lo que explicó también la subido en la división vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles (2%).