La fuga de multinacionales destruirá 200.000 empleos en Moscú

Por Redacción

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Moscú corre el peligro de perder alrededor de 200.000 puestos de trabajo como consecuencia de la salida de Rusia de empresas extranjeras en respuesta a la invasión de Ucrania y las sanciones contra el gigante euroasiático, según ha admitido el alcalde de la capital rusa, Sergey Sobyanin.

En este sentido, el regidor moscovita ha presentado un plan de apoyo dirigido a los empleados de empresas multinacionales en riesgo de desempleo, cuya dotación asciende a 3.360 millones de rublos (38 millones de euros).

«El programa está dirigido a empleados de empresas extranjeras que han suspendido temporalmente sus actividades o han decidido abandonar Rusia. Según nuestras estimaciones, unas 200.000 personas corren el riesgo de perder su trabajo», ha indicado Sobyanin.

En este sentido, ha explicado que puede pasar mucho tiempo entre la suspensión del trabajo y el cierre real de la empresa, por lo que durante varias semanas e incluso meses, los empleados pueden estar en un periodo de inactividad forzosa, recibiendo una compensación por parte del empleador.

En este caso, el plan del alcalde de Moscú contempla la concesión de subvenciones para impulsar el trabajo temporal, mediante el cual los empleados recibirán ingresos adicionales, así como la realización de obras públicas que puedan dar empleo a los trabajadores despedidos.

Se espera que más de 58.000 empleados de empresas que han suspendido sus actividades reciban asistencia laboral bajo este programa, ha señalado Sobyanin, incluyendo el reciclaje de unos 12.500 profesionales y alrededor de 39.000 personas empleadas en obras públicas.

Asimismo, este programa de apoyo a los trabajadores en riesgo de despido complementará el conjunto de medidas implementadas para estabilizar la situación del mercado laboral que fueron aprobadas hace unas semanas.