La firma de hipotecas sobre viviendas continúa en caída libre

Por Redacción

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El número de hipotecas constituidas sobre viviendas disminuyó un 31,6% en enero respecto al mismo mes de 2020, su mayor descenso desde febrero de 2014, hasta sumar un total de 27.518 hipotecas, según los datos difundidos este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Con el retroceso de enero, influido por la evolución de la pandemia, la firma de hipotecas sobre viviendas encadena cuatro meses consecutivos de descensos, aunque el del primer mes de 2020 ha sido mucho más pronunciado que el experimentado en diciembre (-14,8%).

Pese a ello, el importe medio de las hipotecas constituidas sobre viviendas subió un 13,5% en enero, hasta los 129.003 euros, mientras que el capital prestado se redujo un 22,4%, hasta los 3.549 millones de euros.

Por comunidades autónomas, las que registraron un mayor número de hipotecas constituidas sobre viviendas en enero fueron Andalucía (5.591), Cataluña (4.690) y Madrid (4.349).

Todas las regiones recortaron la cifra de hipotecas sobre viviendas en enero. Los mayores descensos correspondieron a Baleares (-57%), Asturias (-50,1%), Madrid (-49,8%) y Canarias (-41,7%) mientras que los menores se dieron en Cantabria (-5,3%) y Extremadura (-11,4%).

Las comunidades en las que se prestó más capital para la constitución de hipotecas sobre viviendas en enero fueron Madrid (780,7 millones de euros), Cataluña (758,3 millones) y Andalucía (614 millones de euros).

En tasa intermensual (enero de 2021 sobre diciembre de 2020), las hipotecas sobre viviendas aumentaron un 5,3%, mientras que el capital prestado subió un 0,2%. En ambos casos es el menor repunte en un mes de enero en al menos cinco años.

BAJA EL INTERÉS MEDIO DE LAS HIPOTECAS SOBRE VIVIENDAS

En enero, el tipo de interés medio para el total de préstamos hipotecarios se situó en el 2,34%, con un plazo medio de 23 años. En el caso de las viviendas, el interés medio fue del 2,47%, frente al 2,54% de un año antes, con un plazo medio de 24 años.

El 51,2% de las hipotecas sobre viviendas se constituyeron en enero a tipo fijo, el porcentaje más alto desde el pasado mes de julio, mientras que el 48,8% se firmaron a tipo variable. El tipo de interés medio al inicio es del 2,17% para las hipotecas sobre viviendas a tipo variable y del 2,81% en el caso de las de tipo fijo.

Sobre el total de fincas, el 51,7% de las hipotecas constituidas el pasado mes de enero utilizó un tipo de interés variable, frente al 48,3% de tipo fijo.

EL TOTAL DE FINCAS HIPOTECADAS SE HUNDE UN 35,7%

De acuerdo con los datos del organismo estadístico, el número de hipotecas sobre fincas rústicas y urbanas (dentro de éstas últimas se incluyen las viviendas) retrocedió un 35,7% en enero respecto al mismo mes de 2020, hasta un total de 36.593.

El capital de los créditos hipotecarios concedidos bajó un 28,1% en el primer mes del año, hasta superar los 5.263 millones de euros, en tanto que el importe medio de las hipotecas constituidas sobre el total de fincas repuntó un 11,9% y sumó 143.845 euros.

SE DISPARAN LAS HIPOTECAS QUE CAMBIAN DE CONDICIONES

En enero, un total de 21.462 hipotecas cambiaron sus condiciones, casi cinco veces más que en igual mes de 2020. Atendiendo a la clase de cambio en las condiciones, en enero se produjeron 17.712 novaciones (o modificaciones producidas con la misma entidad financiera), con un repunte anual del 466,6%.

El número de operaciones que cambiaron de entidad (subrogaciones al acreedor) fue de 2.979, un 234,7% más que en enero de 2020. Por su parte, en 771 hipotecas cambió el titular del bien hipotecado (subrogaciones al deudor), un 63,3% más.

El 15,7% de las hipotecas con cambios en sus condiciones fue por modificaciones en los tipos de interés. Después del cambio, el porcentaje de hipotecas de tipo fijo aumentó del 16,8% al 31,6%, mientras que el de variables bajó del 79,5% al 65,9%.

El Euríbor es el tipo al que se referencian la mayoría de las hipotecas a tipo variable tanto antes del cambio como después. Tras la modificación de condiciones, el interés medio de los préstamos en las hipotecas a tipo fijo disminuyó un punto, y en las variables, tres décimas.