La FDA de EEUU autoriza el uso de la pastilla de Pfizer contra el coronavirus

Por Redacción

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

La Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos ha dado este miércoles el visto bueno al uso de emergencia de la pastilla de la farmacéutica Pfizer contra el coronavirus.

El fármaco, Paxlovid, será recetado en adultos y en menores de edad a partir de los doce años que hayan contraído la enfermedad y tengan síntomas de leves a moderados. La FDA ha señalado que si bien no supone un sustitutivo de la vacuna contra el coronavirus, ayudará a prevenir casos graves y hospitalizaciones.

La directora del Centro de Evaluación e Investigación de la FDA, la doctora Patrizia Cavazzoni, ha señalado que el aval a este medicamento supone una “nueva herramienta” con la que combatir la enfermedad en un “momento crucial” mientras van apareciendo variantes más agresivas.

En esta ocasión, la FDA ha aprobado el uso de este fármaco sin contar con el aval previo del comité de asesores independientes del que dispone el organismo, a diferencia de la consulta realizada el pasado mes de noviembre sobre la pastilla antiviral de la farmacéutica Merck, aprobada aunque por un estrecho margen de diferencia y a la espera de que la agencia tome una decisión al respecto.

Tras la decisión de la FDA, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha emitido una declaración celebrando la “buena noticia”, pues se trata de “un tratamiento prometedor” con el que se podrá reducir “de manera significativa” los ingresos hospitalarios y las muertes relacionadas con la enfermedad.

“Con esta medida añadimos el primer tratamiento oral a nuestro botiquín nacional de medicamentos y damos un paso importante en nuestro camino para salir de la pandemia”, ha destacado el jefe de la Casa Blanca.

En ese sentido, y reconociendo que su desarrollo “tomará tiempo al tratarse de un proceso complejo”, ha prometido que “en los próximos meses” podrán aumentar los más de 250.000 pedidos que ya tienen preparados para lanzar en enero.

Según Pfizer, su medicamento, que se empezará a distribuir por el momento de manera limitada a finales de enero, tiene un 89 por ciento de efectividad contra la enfermedad en personas con riesgo de presentar síntomas graves o de ser hospitalizadas.

El tratamiento, que deberá empezarse no más tarde de cinco días desde que se notaron los primeros síntomas, consiste en treinta pastillas, seis cada 24 horas durante cinco días, acompañado de una dosis baja de ritonavir, un medicamento contra el VIH y antiviral desarrollado por Pfizer llamado nirmatrelvir.