La factura del agua varía más de un 400% según ciudades

Por Redacción

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

La factura del agua varía hasta un 479,3% según la ciudad en la que se reside, de acuerdo a un estudio realizado por Facua-Consumidores en Acción sobre las tarifas para el año 2021 del suministro domiciliario de agua en 57 ciudades españolas.

Ceuta es la ciudad con el agua más cara, seguida, para un consumo de 9 metros cúbicos, de Murcia. Después, las ciudades más caras difieren en función del diámetro del contador. Para contadores de 13 mm, las que siguen a Ceuta y Murcia son Cádiz, Valencia y Palma. En el caso de los contadores de 15 mm, la tercera posición la ocupa Santa Cruz de Tenerife, seguida de Valencia y Huelva.

El estudio, finalizado en julio, abarca a todas las capitales de provincia y de comunidades autónomas, además de las dos ciudades autónomas y las tres ciudades –Gijón, Jerez de la Frontera y Vigo– que tienen una mayor población que sus respectivas capitales de provincia.

Las variaciones tarifarias suponen al año hasta 278,50 euros (antes de impuestos) de diferencia para una vivienda con un consumo de 9 metros cúbicos mensuales y un calibre de contador de 13 ó 15 mm. Desde los 4,84 euros al mes que se pagan en León hasta los 28,04 euros que se abonan en Ceuta. Si el consumo alcanza los 13 m3 mensuales, las variaciones alcanzan los 329,33 euros al año.

Entre las 57 ciudades analizadas, las viviendas con un consumo de 9 m3, con un contador de calibre 13 mm, pagan en 2021 de media 14,86 euros (lo mismo que en 2020), frente a los 15,16 euros que pagan aquellos hogares que tienen instalado un contador de 15 mm. En aquellas familias con un consumo de 13 m3 y un contador de 13 mm, el precio medio alcanza los 20,66 euros, frente a los 20,96 euros que abonan los hogares que consumen 13 m3 de agua con un contador de calibre 15 mm.

El análisis de FACUA toma como referencia dos modelos: una vivienda con tres habitantes y un consumo mensual de 9 ó 13 metros cúbicos, con un contador de calibre 13 ó 15 mm. Una de las principales conclusiones es que tan sólo nueve ciudades distinguen en sus tarifas el calibre del contador en estas dos modalidades, las dos más habituales en los hogares españoles: Albacete, Castellón, Girona, Granada, Guadalajara, Huelva, Huesca, Madrid, Valencia y Santa Cruz de Tenerife.

La asociación cuestiona la existencia de esta diferenciación de precios sobre la base del calibre del contador, dado que no existen razones técnicas para hacerlo.

GRANDES DIFERENCIAS ENTRE CIUDADES

Ceuta es la ciudad con el agua más cara de las 57 analizadas, en todos los supuestos contemplados en el estudio. La segunda posición la ocupa Murcia, también en todos los supuestos contemplados en el análisis.

A partir de la tercera ciudad más cara, las ciudades difieren dependiendo del grosor del contador y el consumo mensual. Así, en el caso de contadores de 13 mm y un consumo de 9 m3, los importes más elevados tras Ceuta (con servicio gestionado por empresa pública), con una tarifa de 28,04 euros al mes, y Murcia (empresa mixta), con 26,27 euros al mes, son Cádiz (empresa pública), con 22,12 euros, Valencia (empresa mixta), con 21,15 euros y Palma de Mallorca (empresa pública), 20,95 euros.

Para el mismo consumo pero un calibre de contador de 15 mm, las ciudades más caras tras Ceuta y Murcia son Santa Cruz de Tenerife (empresa mixta), con una tarifa de 23,21 euros, Valencia, Huelva y Cádiz.

En el otro extremo, la tarifa más barata se encuentra en León, con un precio de 4,83 euros para un consumo de agua de 9 m3 cúbicos al mes. También es la ciudad más barata para un consumo mensual de 13 m3 sin importar el calibre del contador, con una tarifa de 7,30 euros. Para un consumo de 9 m3 le siguen Palencia (empresa privada), 6,97 euros, Soria, 7,54 euros al mes; Oviedo, 7,72 euros y Ourense, 8,23 euros.

En el caso de un consumo de 13 m3 con un contador de 13 mm, la tarifa más cara mensual vuelve a ser la de Ceuta, con 34,74 euros, seguida una vez más por Murcia (34,40 euros). En tercera posición se encuentra Barcelona (32,22 euros) y en cuarta Cádiz (31,19 euros).

En contadores de 15 mm pero con el mismo consumo repiten Ceuta (34,74 euros), Murcia (34,40 euros) y Barcelona (33,22 euros). En cuarto puesto está Huelva, con 32,08 euros.

Asimismo, nueve de cada diez ciudades analizadas no han modificado sus tarifas en 2021. La mayor subida se ha producido en San Sebastián, un 2,4 y un 2,6% según el consumo (9 ó 13 m3 mensuales), mientras que en León y Ciudad Real la subida es casi imperceptiblePor el contrario, en Alicante y Santander, bajan levemente
Tarifa progresiva.

Ante estos datos, Facua reclama a los ayuntamientos que adopten un sistema progresivo de tarificación que refleje mejor el consumo de los hogares por número de habitantes, de tal manera que se penalicen los consumos excesivos de una manera más realista y justa.

Los hogares con mayor número de habitantes y por lo tanto mayor consumo, podrán demostrar que no derrochan agua y no se verán penalizados por ello. Un precio unitario, sin considerar el número de personas por domicilio, impide conocer quién está realmente ahorrando en el consumo, según FACUA.

Asimismo, la asociación considera imprescindible una regulación garantista frente al corte o suspensión del servicio, que defina y regule la situación de personas vulnerables de especial protección y que asegure un mínimo vital como un derecho de los usuarios.

BONIFICACIONES

Casi todas las ciudades que forman parte del estudio ofrecen algún tipo de bonificación o rebaja en la tarifa de acuerdo a algunas condiciones especiales: fundamentalmente, familias numerosas u hogares con más de un número determinado de convivientes. Un total de 38 ciudades ofrecen este tipo de tarifa o bonificación.

Asimismo, algunos municipios ofrecen bonificaciones a hogares con pocos ingresos o desempleados, algunos directamente y otros a través de algún tipo de fondo social o colaboración con los servicios sociales locales.

FACUA reivindica que se incluya tarifas de carácter social que tengan en consideración colectivos desfavorecidos, ,ya que aún son pocos los municipios que no realizan cortes de suministro a aquellos hogares que no pueden afrontar el pago del recibo por no contar con recursos económicos suficientes.

Es incipiente también la bonificación a aquellos hogares que hacen un ahorro de consumo en su factura del agua. Solamente Córdoba, Jerez de la Frontera, Madrid, Málaga, Palma de Mallorca, Teruel, Sevilla y Zaragoza contemplan descuentos que se aplican siguiendo diferentes criterios.

En cuanto a los cánones, más de la mitad (60%) de las ciudades analizadas en el estudio de FACUA incluyen, en sus tarifas, diferentes cánones que pueden ser de ámbito local, provincial o autonómico. Así, 23 de las 57 ciudades analizadas no incluyen cánones en sus tarifas: Albacete, Ávila, Bilbao, Burgos, Ceuta, Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara, Las Palmas de Gran Canaria, León, Madrid, Melilla, Oviedo, Palencia, Salamanca, San Sebastián, Santa Cruz de Tenerife, Segovia, Soria, Toledo, Valladolid, Vitoria y Zamora.

En España, el suministro domiciliario de agua es competencia de los ayuntamientos, que lo gestionan desde el propio ente, consorcios o mancomunidades, o a través del otorgamiento de las concesiones de servicio a empresas públicas, privadas o mixtas. Facua reclama que los ayuntamientos y entidades gestoras den participación a las asociaciones de consumidores a la hora de diseñar las tarifas y aprobarlas. Además, la asociación insiste en demandar una norma marco que regule aspectos básicos del servicio; estructuras tarifarias, procedimientos de aprobación, condiciones del servicio, reclamaciones, contratación y participación.