La experiencia personal de Txema Doménech con la magnetoterapia de Begauss

Por Remitido

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

“Dormía con dos almohadas entre las piernas por el dolor, actualmente ya duermo como quiero”. Txema Doménech, profesor de artes marciales, específicamente de jiu jitsu y judo, empezó a sufrir fuertes dolores en la cadera. Después de consultarlo con su médico, se le indicó que era candidato a una operación de prótesis de cadera.

“Dormía con dos almohadas entre las piernas, molestando a mi mujer, yéndome a otra cama para no tener que dar vueltas por la noche en la cama, por culpa de unos dolores que no me dejaban dormir”.

Tras ponerse en contacto con Begauss, se le ofreció una solución a medida para su cadera, asegurando que hubiera la suficiente potencia de campo magnético para aliviar el dolor que sentía Txema. “Empecé a utilizarlo unas horas. Enseguida noté una gran diferencia. Tanto es así que después de unas horas, dije ‘yo duermo con esto’ porque me levantaba como nuevo”.

El uso de imanes Begauss expone las zonas de dolor corporal a un potente campo magnético, logrando así una inhibición del dolor de forma efectiva y, en función del caso, acelerar el proceso de recuperación. La práctica de esta terapia no genera ningún efecto secundario, y tampoco hace uso de componentes químicos.

En el caso de Txema, quien padecía de un intenso dolor de cadera que ameritaba de cirugía para una prótesis, pudo evitarla y mejorar su calidad de vida gracias al uso de la magnetoterapia.

“Mi cadera es la que es. A veces, voy andando y en un momento determinado puedo tener una punta de dolor, pero nada que ver con un dolor permanente que impide disfrutar de la vida. Desde que empecé con los imanes, duermo como quiero, no importa dormir boca arriba, de un costado, del otro costado… lo llevo todas las noches y lo uso las 24 horas al día. Puedo decir que soy un hombre feliz”.

El uso de la magnetoterapia se ha incrementado en estos últimos años por los efectos positivos y casi inmediatos que produce en las personas con dolores muy intensos en cualquier parte del cuerpo.

Los años de investigación de Begauss han permitido idear una solución que ha resuelto los desafíos principales para una práctica eficaz de la magnetoterapia: la correcta ubicación, la potencia suficiente del campo magnético y la duración necesaria. También les permite ofrecer asesoramiento y desarrollo de soluciones para personas con situaciones de dolor y ofrecer un producto duradero que puede servir para múltiples lesiones y molestias.