La digitalización permite que los agricultores obtengan un mejor margen por sus productos

Por Redacción

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

La digitalización permite que los agricultores obtengan un mejor margen para sus productos, según ha explicado el cofundador y consejero delegado de Consentio, Vincent Rosso, ante la actual guerra de precios que sufre el sector agrícola.

Rosso ha recordado que en la actualidad los precios de los productos fluctúan constantemente, lo que puede deberse en gran medida a que los agricultores “no cuentan con herramientas avanzadas para responder con agilidad a la demanda y para conocer el precio del mercado”.

Esta situación se podría solucionar, según Rosso, con la ayuda de plataformas digitales: “Un factor clave del aumento de la competitividad que ofrece el mercado digital es una mayor trazabilidad de los productos, aspecto cada vez más demandado por los consumidores”.

Estas herramientas permiten, además “que sus productos se posicionen y que, a su vez, obtengan información del mercado y cuenten con nuevos canales para impulsar y administrar su negocio”.

En este sentido, los agricultores pueden, a través de la plataforma hortofrutícola Consentio, decidir quién puede ver sus precios, ver el histórico de sus ventas, gestionar sus pedidos y comunicaciones en línea sin necesidad de tener conocimientos digitales, además de compartir ofertas de último minuto.

Con estas herramientas, el agricultor “ahorra tiempo y evita que las cosechas se desperdicien”, según el cofundador de Consentio.

El objetivo de esta plataforma es aportar a los agricultores una solución digital para mejorar y diversificar sus canales de ventas, así como las relaciones comerciales con sus clientes. “Todo esto mejora la eficiencia de la negociación entre proveedor y compradores”, ha destacado.

AUMENTO DE PRECIOS DURANTE LA PANDEMIA

La Asociación Europea de Productos Frescos calcula que la llegada de la pandemia ha aumentado los costes de producción en 0,05 euros por kilo. Rosso ha señalado que si se tiene en cuenta que mensualmente se cosechan y comercializan hasta siete millones de toneladas en Europa “el coste total mensual añadido para la primera capa de la cadena es, por tanto, cercano a los 350 millones de euros”.

Entre las causas de este incremento durante el Covid-19, el cofundador ha destacado el mayor coste en mano de obra, el aumento de los gastos de transporte en el comercio intracomunitario y en el traslado de los trabajadores a los huertos, la necesidad de establecer alojamientos adicionales debido al distanciamiento social y “una demanda poco fiable que provocó pérdidas por sobreproducción”.

Además, a largo plazo intervinieron otros factores como “la demanda de frutas y hortalizas envasadas, lo que supuso un coste extra de empaque y coberturas de seguros”.

Para compensar estos gastos, el consejero delegado de Consentio ha apostado por que los agricultores, ante las complicaciones de movilidad, “optimicen las gestiones administrativas y el registro de pedidos a través de una plataforma digital”.

También ha afirmado que “unir fuerzas entre productores, compartiendo la mano de obra y la conectividad” ayudaría a “reducir costes” y ha señalado la necesidad de estar actualizados de lo que sucede en el mercado “para proyectar mejor la cosecha y los precios de venta al público”.