La crisis desploma la compraventa de viviendas en 2020 pero dispara las novaciones de préstamos

Por Redacción

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

La situación de crisis económica provocada por la Covid-19 ha provocado un aumento de los actos notariales dirigidos a mejorar la solvencia de los ciudadanos y las empresas durante 2020, registrando importantes incrementos en la novación de préstamos, que se han disparado un 298% por la moratoria aprobada por el Gobierno, las subrogaciones hipotecarias (13%) y las ampliaciones de hipotecas (12%).

Por el contrario, las actividades más vinculadas con el ciclo económico se han reducido, como es el caso de las compraventas de vivienda, que cayeron en 2020 un 15,2%, los préstamos hipotecarios para adquisición de vivienda (-9,5%) y la constitución de nuevas sociedades (-15,4%).

Durante la presentación del informe ‘Los efectos de la pandemia en 2020 desde la óptica de los datos del Notariado’, elaborado por el Centro de Información Estadística del Notariado, la portavoz del Consejo General del Notariado, María Teresa Barea, ha explicado que en el caso de las novaciones de préstamos se incluyen las moratorias aprobadas por el Gobierno, lo que ha provocado que rocen en 2020 las 130.000 operaciones y la recuperación de los niveles de novaciones suscritas en 2013.

Por otro lado, el efecto de la crisis económica habría llevado a los ciudadanos a realizar una serie de actos notariales dirigidos a mejorar su solvencia (subrogaciones en la posición del deudor, por ejemplo), a reducir costes (subrogaciones del acreedor, atrasos en la cancelación de hipoteca) o simplemente para contar con mayores recursos bancarios para afrontar financieramente la crisis (ampliaciones de hipoteca).

En concreto, las subrogaciones aumentaron un 13% en 2020, hasta las 31.288 operaciones, y las ampliaciones de hipoteca lo hicieron un 12%, hasta las 12.708 operaciones, mientras que las cancelaciones de hipoteca se redujeron un 15%, hasta las 296.704 operaciones, la primera caída en cinco años.

LA COMPRAVENTA DE VIVIENDAS CAE EN LAS GRANDES CIUDADES

Por comunidades sólo creció la compraventa de vivienda en Asturias, mientras que las caídas más suaves se registraron en las provincias de interior con menor concentración demográfica y en la cornisa cantábrica.

Por su parte, las mayores caídas se concentraron en las autonomías con mayores operaciones, como Madrid (-15%), Andalucía (-15,4%), Cataluña (-16,9%) y Comunidad Valenciana (-17,8%), y sobre todo en los archipiélagos, donde las compraventas de extranjeros se desplomaron. En concreto, las compraventas de los extranjeros no residentes descendieron un 30% en el segundo semestre de 2020, el doble que el total del mercado.

No obstante, los notarios han señalado que la caída de la compraventa de viviendas en 2020 fue acentuada, pero no inédita, ya que el descenso de un 15,2% en 2019, supone una contracción de menor intensidad a las de los ejercicios marcados por la crisis precedente en 2008, 2009, 2011 y 2013.

En cuanto a preferencia de tipos vivienda, según ha explicado el Consejo General del Notariado, en los últimos años el 80% de las compraventas de viviendas eran de pisos y el restante 20% de viviendas unifamiliares. No obstante, este último porcentaje repuntó al 25% este 2020 con la llegada de la crisis por el coronavirus, dada la normalización del teletrabajo y el cambio de preferencias hacia las ventajas de este tipo de vivienda, según ha argumentado Barea.

SE FORMALIZAN MÁS DIVORCIOS QUE MATRIMONIOS EN 2020

El ámbito de las relaciones personales y familiares muestra cambios relevantes, ya que se ha producido una importante caída de los matrimonios y han aumentado los divorcios.

En 2020 se formalizaron ante notario más divorcios que matrimonios, algo que no ocurría desde 2016. El número de divorcios prácticamente se mantuvo, mientras que el de matrimonios se derrumbó.

Así, los matrimonios ante notario descendieron un 42%, mientras que los divorcios notariales cayeron un 2%. También descendieron las capitulaciones matrimoniales un 32,4% con respecto a 2019, en consonancia con las caídas de los matrimonios.

DESCIENDEN LAS ACEPTACIONES Y RENUNCIAS DE HERENCIAS Y TESTAMENTOS

2020 registró las mayores caídas anuales desde 2007 de aceptaciones (-11,4%) y renuncias (-6,5%) a herencias. No obstante, los notarios han explicado que dado que legalmente se disponen de 30 años para aceptar o renunciar a una herencia, todo parece indicar que estos actos se están posponiendo. También se redujo el número de testamentos, en concreto un 4%.

En paralelo se registraron subidas en actos vinculados con el impacto de la pandemia, como el nombramiento de albaceas (27,3%) y tutores (16,9%), y la extinción de usufructos por fallecimiento (3,7%), probablemente a causa del exceso de mortalidad, así como de las mediaciones (25,5%) como alternativa a la saturada vía judicial.