La compraventa de vivienda de rusos alcanzó las 1.278 transacciones en 2021

Por Redacción

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

La compraventa de vivienda por parte de ciudadanos rusos alcanzó las 1.278 transacciones en 2021, con la Comunidad Valenciana como destino principal de sus compras, con 691 operaciones, según las cifras publicadas esta semana por el Colegio de Registradores en su Anuario Inmobiliario 2021.

Las transacciones del año pasado registraron una mejora del 9,88% respecto a 2020, año de la pandemia, aunque se situaron como el segundo peor dato de la última década, por detrás de las 1.163 compraventas por parte de ciudadanos rusos en 2020.

El Colegio de Registradores prevé que la recuperación de 2021 «invertirá su tendencia en 2022, debido a las sanciones internacionales» a Rusia como consecuencia de la guerra en Ucrania.

Durante 2021, la Comunidad Valenciana registró 691 compraventas de vivienda por parte de ciudadanos rusos, un número que mejora en un 6,3% el dato de 2020, pero que sigue lejos de las 1.148 operaciones cerradas en 2019.

El segundo destino preferido por los rusos para comprar vivienda en 2021 fue Cataluña, con 269 transacciones, un 14,46% más que en 2020. Andalucía ocupó el tercer lugar, con 196 compraventas por parte de ciudadanos de esta nacionalidad, un 14,61% más que el año anterior.

Los mayores aumentos se dieron Aragón, donde se dieron seis transacciones en 2021, frente a las dos de 2020; País Vasco, donde se pasó de las dos compraventas por parte de rusos a las cinco en el mismo periodo de tiempo; así como en Cantabria, donde los rusos realizaron diez compraventas de vivienda en 2021, frente a las cuatro registradas el año anterior.

Por el contrario, las compraventas cayeron un 20,45% en Canarias, con 35 operaciones en 2021. Las operaciones por parte de ciudadanos rusos en Canarias siguen una tendencia de descenso desde 2018, como muestran los datos del Colegio de Registradores.

Desde 2012 hasta 2021, Castilla-La Mancha solo registró dos compraventas por parte de rusos, en el año 2014. En el mismo periodo de tiempo, en Extremadura consta una operación en 2014 y otra en 2017. Del mismo modo, en Castilla y León aparecen cinco compraventas en 2012 y cuatro en 2020.

EVOLUCIÓN ASCENDENTE HASTA 2014

La compraventa de viviendas por parte de ciudadanos rusos alcanzó su máximo en 2014, con 3.067 operaciones, un 3,7% más que en 2013 y un 27,84% más que en 2012.

Tras el pico de 2014, año en que el Rusia se anexionó Crimea, la compraventa de vivienda de los rusos en España cayó un 42,45%, hasta las 1.765 operaciones en 2015.

Después comenzó una «lenta recuperación» que se quebró en 2020 con la crisis sanitaria, como recuerdan desde el Colegio de Registradores.