La CNMV estará vigilante ante una posible “burbuja” de salidas a Bolsa de renovables

Por Redacción

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

La Asociación Española de Accionistas Minoritarios de Empresas Cotizadas (Aemec) ha pedido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que esté “atenta y vigilante” ante el aluvión de salidas al mercado en el sector de las energías renovables y que podría generar una posible “burbuja financiera, de importantes potenciales riesgos para el inversor”.

En este sentido, Aemec ha remitido una carta al presidente de la CNMV, Rodrigo Buenaventura, advirtiendo de este potencial riesgo y mostrando “su inquietud” al respecto, indicaron a Europa Press en fuentes de la asociación.

A este respecto, la asociación de accionistas minoritarios considera que algunos de los proyectos que aspiran a cotizar en Bolsa “distan mucho de ofrecer la imagen y seguridad que todos queremos ver en un mercado serio y riguroso como es el Mercado Continuo español”.

En concreto, Aemec pone el foco sobre la inminente salida a Bolsa de Ecoener, que tiene previsto su debut para el próximo 4 de mayo después de haber tenido que retrasarlo unos días y de haber recortado el tamaño de su oferta.

En la misiva a la CNMV, la asociación considera que Ecoener es una empresa “constituida el año pasado, con un consejo constituido hace menos de un mes, con presencia de consejeros de nula vinculación con el mundo energético, sin estados financieros consolidados auditados más allá del último ejercicio, con un accionista único”, motivos que estima que son “razones evidentemente para arrojar una fundada preocupación ante la oferta”.

No obstante, la asociación subraya que no tiene “ninguna duda” de que la CNMV, tras aprobar el folleto de la oferta de Ecoener, no ha observado “ningún incumplimiento flagrante de la normativa”.

De todas maneras, recuerda al supervisión que “su misión, por ley, va más allá de la mera verificación formal de los procedimientos, ya que es la protección del inversor la razón última de su existencia”.