La casa más aislada del mundo

Por Redacción

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

En una pequeña isla en la costa sur de Islandia se encuentra la vivienda más aislada del mundo. En concreto, la casa construida en 1930 se ubica en Elliðaey, un terreno de 0,4 km2 que forma parte de 18 islas que forman el archipiélago de Vestmannaeyjar. Cabe destacar que este conjunto de islas es una reserva natural y un área protegida por ser una importante zona de anidación de algunas aves marinas autóctonas.

En la actualidad, tres de las islas están habitadas. Sin embargo, en Elliðaey no hay presencia humana y la única vida hay es un tipo de ave nórdica llamada frailecillo. De todos modos, a pesar de no estar poblada, esta isla sí que puede presumir de contar con la vivienda más aislada del mundo. El activo fue levantado por cinco familias que vivían de manera habitual en este terreno y que vivían de la caza de aves y la pesca.

Wikimedia commons
Wikimedia commons

En este punto hay que puntualizar que la casa no cuenta con luz ni con agua corriente, lo que complica que alguien la habite a día de hoy. Eso sí, la vivienda se encuentra en perfecto estado y cuenta con un complejo sistema que recoge el agua de lluvia para utilizarla para beber o lavar e incluso para alimentar la sauna con la que cuenta. El ‘título’ de casa más aislada del mundo también es por su acceso: sólo se puede hacer por uno de sus escarpados acantilados.

A lo largo de estos años han sido muchos los rumores que se han difundido sobre hipotéticos huéspedes de esta vivienda. Se ha especulado con la posibilidad de que en su interior se halle un ermitaño fanático religioso o un multimillonario que está esperando un inminente apocalipsis zombi. Aunque, el rumor más repetido es que en ella vive la cantante islandesa Björk.