La carta digital de Order In con pedidos y pagos permite dividir la cuenta fácilmente

Por Remitido

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El uso de cartas digitales en los servicios de restauración no solo resulta más seguro desde el punto de vista sanitario, sino que también optimiza el trabajo y mejora las ventas del negocio. La aplicación española Order In ofrece un servicio para que los restaurantes puedan trabajar con una carta digital que cuente con un menú interactivo.

De esta manera, los clientes pueden realizar pedidos personalizados con una mayor rapidez y pedir desde el móvil, eliminando la posibilidad de que haya errores en las comandas. Además, el comensal puede realizar el pago de la cuenta desde su móvil y dividirlo fácilmente.

La carta digital que permite pedir y pagar con el móvil

Está comprobado que, cuando los clientes se encuentran cómodos y pueden pedir en cualquier momento, consumen más. El uso de una carta digital que cuente con un menú interactivo desde el que pedir y pagar eleva el ticket medio de un restaurante. Por lo tanto, el volumen de pedidos será mayor que por la vía tradicional.

Por otro lado, la carta digital también optimiza los tiempos de trabajo de los camareros. Los clientes, que acceden al menú interactivo a través de un código QR, pueden ver los productos disponibles y comenzar a pedir desde que se sientan en su mesa, sin la necesidad de que el personal les atienda.

La plataforma Order In funciona con un sistema de «cuenta abierta» que permite a los comensales seguir pidiendo comida hasta que decidan cerrarla para finalmente pagar. De esta forma, el cliente pide lo que desea al momento y sin esperas. Cuando el usuario de la plataforma quiere pagar la cuenta, puede hacerlo desde su dispositivo móvil y sin necesidad de llamar a un camarero con la espera que conlleva. Así de fácil funciona el método Pedir y Pagar de Order In.

La posibilidad de fraccionar los gastos y dividir la cuenta entre amigos

Salir a comer siempre supone una buena experiencia hasta que llega el momento de dividir la cuenta entre los clientes. Bien es sabido el engorro que supone el pago final del ticket, en el que muchos comensales han pedido y compartido diferentes platos. El cómo dividir los gastos aún es un problema en la mayoría de negocios hosteleros, suponiendo tiempo para los comensales y para el personal, que muchas veces tiene que ir cobrando comensal a comensal. La digitalización ha llegado para comenzar a resolver estos problemas.

Últimamente, están en tendencia, entre el público joven, las aplicaciones que facilitan la división de gastos y pago de pequeñas deudas que se deben entre amigos. En hostelería, Order In ha incorporado esta función a su plataforma, sin necesidad de descargar ninguna app, asignando automáticamente cada producto al comensal que lo pide, pudiendo añadir más comensales al producto si se desea compartir.

De esta forma, dividir la cuenta es mucho más fácil, dejando en manos de los comensales la decisión de pagarla al completo o pagar solo su parte ya calculada. Así, el cliente solo debe preocuparse de pedir lo que desee y pagar sus propios gastos desde su mesa y sin esperas. El método de pago que ofrece la plataforma es muy rápido y sencillo, mediante tarjeta bancaria o Apple Pay y Google Pay.

El cómo fraccionar los pagos de la cuenta en un restaurante ya deja de ser una preocupación gracias a la digitalización, que logra simplificar y revolucionar los procesos de la hostelería.