La bodega Montesquius presenta su cava Viticultura Ecológica 2018

Por Wenceslao Pérez Gómez

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El consumidor de productos ecológicos, veganos y vegetarianos es diverso y crece sin cesar, ya sea por razones ambientales, de salud, religiosas o éticas, cada vez más personas están eligiendo un estilo de vida más sano, natural y con respeto al medio ambiente. Y, en esta línea Montesquius vuelve a sorprender.

Comprometida desde sus inicios con la naturaleza y el entorno para dar continuidad a viticultura ancestral exigente, artesanal y con respeto, es ahora, después de muchos años de trabajo, cuando lanza al mercado un extraordinario cava Montesquius Viticultura Ecológica Reserva 2018 Brut Nature, con más de 28 meses de envejecimiento en cavas subterráneas.

Ha sido elaborado con el método tradicional champenoise, utilizando las variedades de uva típicas de la región del Penedés, como Macabeo (60%) y Xarel·lo (40%).  Es un cava de añada 2018, cien por cien ecológico, que sobresale por su elegancia y finura, desterrando completamente esos injustificados temores que achacan rusticidad y simpleza a los productos ecológicos. Montesquius Viticultura Ecológica 2018 aúna perfectamente la frescura de una viticultura cuidada y sostenible, con la elegancia de un largo envejecimiento.

Es armonioso, aromático, de color dorado pálido brillante, con una burbuja pequeña que forma una corona persistente. Su carbónico es muy dócil y amable  y, en nariz, afloran todos los aromas de frutas frescas.  Su acidez es equilibrada y sorprende a cuantos lo prueban. Un cava tan bien elaborado que no necesita nada y se presenta tal cual, sin adición de azúcar, auténtico Brut Nature.

Su línea natural y ecológica es evidente también en su presentación, hasta el último detalle: botella con etiqueta de corcho, tintas ecológicas, y tapón de corcho natural sujetado con la tradicional grapa de los embotellados.

El cultivo ecológico en Montesquius y sus certificados

Para Montesquius, la clave del cultivo ecológico está en saber escuchar y observar a la viña, oxigenando la tierra de manera natural con cubierta vegetal. La enriquece utilizando únicamente abonos verdes y orgánicos y, además, trabaja con las variedades autóctonas, las mejor adaptadas a la zona.

Montesquius ya garantizaba la calidad en todos sus procesos de elaboración y envasado, con sus certificaciones BRC (Global Standard for Food Safety), y la norma internacional IFS (International Food Standard). A esto, añade ahora la CCPAE (Consell Catalá de Producció Agrària Ecològica), certificación ecológica que garantiza que los productos han sido producidos y elaborados, siguiendo las normas de la agricultura ecológica, tanto la propia como la de proveedores y, que han sido controlados en todo su proceso de producción, elaboración, envasado y comercialización  hasta su etiquetado. Además, incorpora el V-Label, sello único de calidad europea para los productos veganos y vegetarianos. Con esta filosofía, incorpora una nueva línea ecovegana a Naturelovers, la gama más joven, fresca y frutada de Montesquius, reconocible por su etiqueta marrón, que asemeja al corcho y su colibrí, con uvas en su pico:

Naturelovers 100% Macabeo ecovegano 2019: Un blanco exclusivo de viñedos del Alt Penedés.Fresco, equilibrado e intenso, con aromas de manzana, piña y flores del campo y estructura envolvente y fina.

Naturelovers 100% Garnacha Tinta ecovegano 2018: Procedente del terroir de Sant Cugat y El Pla. Vino fresco y equilibrado, de una seducción refinada. Aporta perfumes de frutos del bosque, pimienta, toques de chocolate y moka.

Naturelovers Cava ecovegano Reserva 2018 Brut Nature: Un cava fresco, frutado y versátil. Vinificado en lías para tener la burbuja más fina y con una crianza mínima de 16 meses. Un cava moderno y fácil de beber, para los amantes de lo natural.

Sobre Montesquius

Esta bodega se fundó en 1918. La familia Santacana consiguió convertirla en 1960 en una de las firmas más consolidadas. En 1992 se realiza una importante ampliación y modernización de instalaciones y nace una nueva filosofía, que cree firmemente en una viticultura exigente, artesana y respetuosa con su entorno y la naturaleza, esforzándose día a día desde hace 103 años por conseguir vinos y cavas excelentes.