KPMG auditó al 40% de las empresas del Ibex en 2021

Por Redacción

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

La firma de servicios profesionales KPMG auditó al 40% de las empresas del Ibex 35 en 2021, con un total de 14 auditorías frente a las 11 del ejercicio precedente, con lo que se erige en la firma que más auditorías realizó del selectivo.

Le sigue PwC con nueve auditorías, EY con siete y Deloitte con cinco, con lo que todas las cuentas anuales de las compañías del Ibex 35 fueron auditadas por las ‘big four’.

Durante el ejercicio 2020, las cuatro principales firmas de servicios profesionales realizaron el 94,1% de los informes de auditoría sobre las cuentas anuales de las empresas cotizadas y fondos de titulización del ejercicio 2020, según un informe reciente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Este dato que pone de relieve la gran concentración que existe en ese sentido, si bien el año anterior había ascendido al 95,1%. En los últimos tres años, estas cuatro firmas emitieron el 84,9% de estos informes, si se excluyen los fondos de titulización y los fondos de activos bancarios.

De los 438 emisores, entidades de valores y fondos de titulización y de activos bancarios sujetos a supervisión por la CNMV, el 32,2% prefirieron que sus cuentas de 2020 fueran auditadas por KPMG, superando a PwC, que logró un 29,7% del total. EY y Deloitte auditaron al
16,4% y 15,8% respectivamente, mientras que BDO auditó el 1,6% y otras once firmas de auditoría se reparten el 4,3% restante de los emisores.

Al igual que en 2021, en 2020 todas las cuentas anuales de las compañías del selectivo fueron auditadas por las ‘big four’: KPMG realizó la auditoría de 11 compañías frente a las nueve de 2019, en tanto que PwC auditó otras 11 compañías, las mismas que para las cuentas de 2019.

EY, por su parte, auditó a siete compañías, las mismas que el año previo, y Deloitte se encargó de las cinco restantes, dos menos que en 2019.

KPMG fue la compañía líder por capitalización de las empresas auditadas con un 33,9%, seguida de Deloitte con un 22,3%, PwC con un 22% y EY con un 21,5%.

SOLO CUATRO INFORMES CON SALVEDADES

Respecto al contenido de los informes de auditoría de los 146 emisores o entidades de valores (sin incluir los fondos de titulización), el análisis del supervisor del mercado muestra que sólo cuatro informes, el 1,4% del total, tuvieron alguna salvedad del auditor.

Los auditores incluyeron algún tipo de párrafo de énfasis en 26 informes de emisores. En 21 de los casos, estos pusieron de manifiesto una o más incertidumbres, con 14 que incorporaron dudas sobre la continuidad de los negocios.

El informe destaca que en ese ejercicio se redujeron de forma notable los informes de auditoría sobre entidades cotizadas con incertidumbres derivadas de los efectos del Covid-19, al pasar de 17 compañías a solo seis.

El número de entidades que publicaron su informe financiero anual auditado de 2020 en los dos meses siguientes al cierre del ejercicio ascendió a 86, el 19,6% del total, frente a las 89 que lo presentaron en ese plazo el ejercicio anterior, un 19,9% del total.

No obstante, el porcentaje sube hasta el 58,9% si se excluyen los fondos de titulización y los fondos de activos bancarios

El plazo medio de emisión del informe de auditoría del año 2020 fue de 97 días, tres días menos que en 2019, mientras que el plazo medio de envío del informe financiero anual a la CNMV se situó en 104 días, seis días menos que en el ejercicio anterior.

La CNMV ha destacado que si se excluyeran de la muestra los fondos de titulización y los fondos de activos bancarios, estos plazos se verían reducidos a 77 días en el caso del plazo medio de emisión del informe de auditoría y a 81 días el plazo medio de envío del informe financiero anual al supervisor.

La disminución de esos tiempos parece indicar la vuelta a los plazos de otros ejercicios, después de la ampliación de estos debido a la pandemia.

LA CNMV REVISARÁ EL IMPACTO DEL COVID Y CUESTIONES CLIMÁTICAS

El informe también destaca que el supervisor prestará especial atención en la supervisión de las cuentas anuales de 2021 a los impactos derivados del Covid-19, las cuestiones relacionadas con el clima y los desgloses de información sobre la pérdida esperada para entidades de crédito.

En lo que respecta a la información no financiera, las áreas prioritarias fijadas por los supervisores europeos para el ejercicio 2021 serán los impactos derivados del Covid-19, las cuestiones relacionadas con el clima y los desgloses relativos a la taxonomía.