Kim Jong Un preside el pleno del Partido de los Trabajadores en Pyongyang

Por Redacción

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El líder supremo de Corea del Norte, Kim Jong Un, ha presidido este martes la sesión plenaria del Comité Central del Partido de los Trabajadores para revisar la implementación de las principales políticas nacionales en Corea del Norte y discutir sobre su política exterior para 2022.

La reunión, que se espera que dure alrededor de cuatro días y produzca importantes anuncios, tanto de política exterior como de interior, ha contado con la presencia de cientos de funcionarios y ha
aprobado este martes la agenda oficial de temas a tratar, aunque no se han dado más detalles, según recoge la agencia de noticias estatal KCNA.

Kim Jong Un pronunciará, previsiblemente, un discurso de clausura –a primeros de enero– en el que podría declarar su postura sobre Estados Unidos y Corea del Sur, en concreto sobre las conversaciones de desnuclearización del país, así como una actualización de su programa de armamento, según recoge el portal de noticias ‘NK News’.

El plenario de esta semana podría reemplazar el discurso anual del día de Año Nuevo de Kim Jon Un, que se ha saltado los últimos dos años, optando, en cambio, por facilitar información a través de las principales sesiones del partido único.

Un día antes del inicio del pleno del Partido del Trabajo de Corea, el portavoz del Ministerio de Unificación surcoreano, Lee Jong Joo, pidió al país que se abra al diálogo y la cooperación con la comunidad internacional y que diera un paso al frente para retomar la cooperación.

Las conversaciones nucleares entre Corea del Norte y Estados Unidos se estancaron tras la cumbre celebrada en 2019 en la capital de Vietnam, Hanói, y siguen sin reactivarse a pesar de los llamamientos formulados por Washington y Seúl.

A finales de 2019, el líder norcoreano presidió una sesión plenaria del partido de cuatro días en la que acusó a Washington de “actos hostiles” contra Pyongyang. Además, convocó un congreso en enero en el que calificó a Estados Unidos como “el principal enemigo” de Corea del Norte.

Seúl y Pyongyang retomaron en 2018 las conversaciones directas y en octubre se restableció la conexión a través de la línea de comunicación intercoreana, tras lo que ambos países han abordado la posibilidad de dar nuevos pasos para un acercamiento que aún no se ha materializado.