El grupo francés de lujo Kering factura 3.890 millones en el primer trimestre, un 21,4% más

Por Redacción

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El grupo francés de lujo Kering, dueño de Gucci e Yves Saint Laurent, registró una facturación de 3.890 millones de euros en el primer trimestre de 2021, lo que equivale a un incremento del 21,4% en comparación con el mismo periodo del año pasado, según ha informado la compañía este martes.

El presidente y consejero delegado de la firma, François-Henri Pinault, ha asegurado que la empresa ya ha recuperado sus niveles previos a la pandemia en todas las marcas. “Aunque 2021 todavía afrontará cierto impacto de la crisis sanitaria, la estrategia, posicionamiento y creatividad de todas las marcas permitirá a cada una de ellas prosperar en el entorno actual”, ha afirmado.

Por segmentos de negocio, los ingresos de Gucci crecieron un 20,2%, hasta 2.167,7 millones de euros, mientras que la facturación de Yves Saint Laurent fue de 516,7 millones de euros, un 18,9% más.

De su lado, Bottega Veneta avanzó un 19,9%, hasta 328,2 millones de euros, al tiempo que el resto de las marcas avanzó un 29,1%, hasta una facturación conjunta de 714,3 millones de euros.

La firma ha explicado que gran parte del crecimiento de los ingresos en el trimestre se debió a Asia-Pacífico, que se incrementaron un 83%, y a Norteamérica, donde el alza fue del 46%.

Además, Kering ha contabilizado un incremento abultado y continuado de las ventas a través de Internet en todas las regiones. En total, la facturación por este canal se elevó un 108% en el trimestre y ya representa el 14% del total de ventas.