Insolit ilumina el Museo Marítimo de Barcelona

Por Remitido

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El Museo Marítimo de Barcelona es una de las construcciones más icónicas de la ciudad. Está ubicado en el edificio de las Atarazanas Reales, que fueron espacios dedicados a la construcción naval entre los siglos XIII y XVIII. Aunque la estructura data del año 1243, el museo que alberga inició sus funciones en 1936.

Insolit, la empresa española que diseña y fabrica luminarias adaptadas a cualquier tipo de necesidad, ha fabricado una luminaria circular gigante a medida para este patrimonio barcelonés (model TR Spot Huge), que se constituye como uno de sus trabajos más significativos.

Rompedora iluminación de la tienda circular del Museo Marítimo de Barcelona

El estudio de diseño La Invisible pedía una luminaria que se mimetizara con el espacio circular del mostrador de la tienda. Aunque se necesitaba algo que rompiera esquemas y fuese moderno, tampoco podía robarle el protagonismo a la arquitectura y ambiente medieval de la estructura.

Los creadores de Insolit optaron por una iluminación focalizada que dirigiera la luz a puntos específicos del espacio. Para ello, utilizaron pequeños proyectores que se instalaron en un perfil de aluminio con las medidas apropiadas para generar un efecto más dramático. Todos los elementos se han diseñado y hecho a medida para complementar el ambiente.

El perfil de aluminio es una suspensión circular de luz directa, un diseño perteneciente a la colección llamada TR Spot & Up Huge. Usualmente utiliza unos proyectores mecanizados y un difusor de policarbonato para generar una irradiación indirecta y la altura de este diseño se regula con tres cables de acero inoxidable que se bifurcan en tres terminaciones para darle mayor estabilidad a la estructura.

Proyectos a medida para todos los proyectos

El director de Insolit, Jordi Nubiola Batlle, afirmó que cuenta con un gran equipo con el cual asume los proyectos más ambiciosos. Sus trabajos convertidos en obras de arte se pueden apreciar en sitios como el centro comercial Glòries, el hotel Hesperia Tower, el hotel Generator París o el hotel Mandarín Oriental, así como en los famosos restaurantes Guy Savoy, el Creoquete o el Palau Lo Mirador. Estos trabajos y la aceptación que han tenido han servido para posicionar a la marca como una referente del sector en España y el resto de Europa.

Además de la originalidad de sus diseños, Nubiola Batlle destaca la efectividad, ya que son capaces de hacer un diseño totalmente personalizado en pocas semanas e instalarlo. Por ese motivo, son proveedores de arquitectos e interioristas de toda Europa y actualmente cuentan con un portafolio de 12 colecciones de productos de alta gama elaborados totalmente en Barcelona.