Inquietud en el campo español por el bloqueo de la PAC

Por Redacción

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Asaja ha lamentado la falta de “voluntad política” para alcanzar un acuerdo satisfactorio y espera que en las próximas semanas se puedan acercar posiciones entorno a un compromiso que garantice la estabilidad, viabilidad y competitividad de las explotaciones en los próximos años, después de que los gobiernos de la Unión Europea y el Parlamento Europeo hayan sido incapaces de llegar a un acuerdo sobre la reforma de la Política Agrícola Común (PAC).

En concreto, la organización agraria ha instado a los negociadores de la PAC a que asuman su responsabilidad para lograr un acuerdo que “salvaguarde por igual el rendimiento económico y ambiental”, ya que la PAC determina la renta de millones de ganaderos y agricultores, así como la seguridad alimentaria, la independencia estratégica y la sostenibilidad de los territorios.

Asaja ha lamentado el partidismo demostrado por la Comisión Europea (CE), a través de su vicepresidente, Frans Timmermans, y el propio comisario de Agricultura, Wojciechowski, que en esta fase de negociaciones, en lugar de actuar como instrumento facilitador del acuerdo, tendiendo puentes entre las partes realmente involucradas en el proceso, se han situado claramente en las posiciones más radicales de una de ellas, con clara intención desestabilizadora, han denunciado.

De esta forma, la organización agraria ha recordado que, cuando se habla de nuevas ambiciones climáticas y medioambientales, los agricultores y ganaderos ya están sometidos y asumen “numerosos e
importantes” compromisos en esta materia en la actual PAC, por lo que los nuevos esfuerzos deben ser “debidamente justificados, incentivados y remunerados”.

El presidente nacional de Asaja, Pedro Barato, ha reiterado en ese aspecto que “es difícil ser más verde cuando los números cada vez son más rojos para el agricultor y ganadero”.

De esta forma, Asaja ha querido resaltar que ante la reducción de los fondos de la PAC -que se acordó en el pasado Consejo de julio de 2020-, la creciente competencia internacional y los acuerdos comerciales bilaterales y multilaterales que lidera la UE, los agricultores deberán realizar “nuevos e importantes esfuerzos” para cumplir con todas las exigencias.

La organización ha destacado el compromiso de los agricultores y ganaderos con los europeos y la PAC y sus buenos resultados. Al contrario de lo que desde otros colectivos se ha atacado insistentemente y sin fundamento, los compromisos de nueva PAC post 2023 no se trata de un ‘blanqueamiento ecológico’, sino un desafío importante tanto para las pequeñas como las medianas y grandes explotaciones.

Por último, Asaja ha mostrado su confianza en que, finalmente, el Parlamento Europeo y el Consejo aprueben antes del fin de la presidencia portuguesa, este “importante paquete” y que, después de tres años de
negociaciones, se logre un acuerdo “equilibrado y satisfactorio” para los intereses y expectativas de millones de agricultores españoles y europeos.