Impactar e inspirar a los consumidores con acciones de neuromarketing

Por Remitido

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El neuromarketing es una disciplina científica que ayuda a conocer cómo se comportan los consumidores y a aplicar técnicas para mejorar la comunicación y la venta de productos y servicios.

En el mundo empresarial, cada vez se usan más este tipo de estrategias para conectar con los usuarios.

De esta forma, las marcas pueden crear una mejor experiencia a sus clientes y potenciales clientes, desarrollar acciones que conecten emocionalmente y despierten su interés. Autónomos, pequeñas y grandes compañías pueden aprender a aplicar las acciones de neuromarketing con facilidad si cuentan con la asistencia de expertos en el área como Silvia Guinart.

Mejorar la experiencia de compra con estrategias de neuromarketing

La disciplina del neuromarketing se basa en el estudio del comportamiento del usuario con tecnología como escáneres cerebrales y eye tracking, que se basa en observar hacia dónde se dirige la mirada (atención) de la persona. El neuromarketing estudia, entre otros procesos, cómo compra el consumidor. De esta manera, permite llevar a cabo acciones que estimulen las emociones positivas y que lleven a una decisión favorable de compra.

Se ha demostrado que una entonación entusiasta y alegre permite conectar mucho mejor con los consumidores, tanto por teléfono como en reuniones y eventos. Otra estrategia es un discurso que impacte durante los primeros minutos de una interacción, por ejemplo, dar un dato interesante o novedoso o comunicar una frase de la empresa que la haga destacar. También se puede recurrir al principio de exclusividad, el cual hace que los clientes sientan un trato especial, ya que se les ofrece un producto o servicio especial o limitado. Asimismo, se puede utilizar más de un sentido para vender, como la vista (imágenes), el olfato (aroma) y el oído (música), ya que se ha visto que las marcas que usan más de dos sentidos generan experiencias más memorables. 

“Estamos cansados de ver tantos mensajes de marcas que nos venden que son fantásticas y que nos van a solucionar la vida. Esas marcas tienen que demostrar antes y después de vender que son realmente auténticas, que tienen un estilo propio y que satisfacen ciertas necesidades. Una forma de hacerlo es comunicando su propósito, el para qué se crearon, usar un lenguaje claro y cercano y mostrar una energía vital en todos los puntos de contacto. Estas marcas crearán un vínculo más fuerte con los consumidores y generarán mejores experiencias de cliente”, explica la experta Silvia Guinart.

Multiplicidad de opciones de formación en esta área

Actualmente, hay másteres y cursos de neuromarketing en todo el mundo. Enseñan cómo funciona el cerebro, por qué los consumidores toman ciertas decisiones, cómo conectarse con las personas y, sobre todo, técnicas que se pueden aplicar en negocios de todo tipo de sectores.

“Los cursos tienen que emocionar, porque si no lo hacen no aprendemos. Por eso, en nuestros cursos, explicamos historias y casos reales, hacemos juegos científicos y aprendemos y aplicamos centenares de acciones para conseguir nuestros objetivos. Compartimos nuestros propios casos de éxito para inspirar y también para dar confianza, como conseguir que un agente inmobiliario sea el que más venda de España o que un negocio aumenté un 13 % su facturación en 4 meses por primera vez en 24 años”, explica la experta Silvia Guinart.

Muchos de los cursos de neuromarketing del mercado combinan este ámbito con otras ramas de las neurociencias o incluso otros ámbitos, como la oratoria y la mentalidad.

El neuromarketing está claramente al alza en todo el mundo y las predicciones indican que lo seguirá estando en los próximos años.