iMorosity explica cuánto tiempo se puede estar en una lista de morosos

Por Remitido

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Hasta que se toma alguna acción para remediar esa situación o hasta que se pagan, las deudas no caducan.

Si bien las deudas con una empresa pueden prescribir en un término de 5 años, antes de que eso suceda son vendidas a compañías de recobro que las reclamarán hasta las últimas consecuencias. Mientras tanto, la persona involucrada permanecerá en algún fichero de morosos sin poder salir de ASNEF, por ejemplo, lo que implica la imposibilidad de acceder a cualquier tipo de financiación.

Una de las mejores maneras de encontrar una solución es acudir a una empresa de experiencia como iMorosity, que ejecuta planes a medida para que personas y empresas puedan salir de ficheros de morosos como ASNEF Equifax,Experian Badexcug o RAI, entre otros.

Figurar en ASNEF es un problema que puede durar mucho tiempo

Estar en un fichero de morosos como ASNEF supone la imposibilidad de acceder a un préstamo o a financiación a una tasa razonable. Todos los bancos y las entidades financieras piden los informes para comprobar si quienes les solicitan dinero figuran como morosos. Aunque no lo sean, también pueden estar registrados. Si una persona devolvió una factura por estar disconforme con un servicio o tiene una deuda de solo 50 €, puede ser incluida en el fichero.

En este sentido, es frecuente que las empresas de telecomunicaciones o de suministros como el agua o la luz incluyan en los ficheros a las personas que devuelven o reclaman un recibo. Esta acción se hace sin previo aviso, por lo que cualquier persona puede estar incluida en ASNEF y no saberlo. La situación no se solucionará con el paso del tiempo y la permanencia en el listado puede durar mucho tiempo.

La importancia de contar con el apoyo de expertos

Es común que una persona no se dé cuenta de que figura en ASNEF hasta que necesita obtener un préstamo o una hipoteca. El primer paso siempre es la consulta con el fichero. De esta manera, se puede comprobar la existencia de deudas y, de ser así, el importe de cada una, las fechas y los nombres de las empresas denunciantes.

En iMorosity creen que contar con esta información es un derecho al que todas las personas deberían acceder, por lo que no cobran por la gestión de los informes. Después, una opción posible es solicitar la baja cautelar para salir del fichero en un período de entre 1 y 3 meses. Mientras la baja cautelar esté vigente, la persona no tendrá problemas para acceder al crédito.

iMorosity aconseja a sus clientes que durante ese periodo de tiempo consigan financiación para cancelar sus deudas y encontrar una solución definitiva al problema.

Las deudas y la permanencia en los ficheros como ASNEF no caducan, por eso es importante contar con el apoyo de una empresa como iMorosity que a lo largo de su trayectoria ya encontró solución para más de 400.000 casos.