Hispano Suiza vuelve a Estados Unidos, con su hiperdeportivo eléctrico para un coleccionista americano

Por Wenceslao Pérez Gómez

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Hispano Suiza ha cumplido el principal propósito con el que regresó al mundo de la automoción en 2019: Ser fiel a sus orígenes, emocionando a los grandes amantes del automóvil y del lujo con vehículos que, hasta la fecha, solo eran posibles en su imaginación. Después de un duro trabajo realizado en la sede de Barcelona, la compañía ha hecho realidad el sueño de Michael Fux, el primer propietario en EEUU de un Hispano Suiza Carmen Boulogne, quien ha recibido su hiperdeportivo eléctrico en la 27 edición del Amelia Island Concours d’Eleganc, el concurso de elegancia más exclusivo  del mundo del automóvil clásico y de colección, cuya 27ª edición tuvo lugar el pasado fin  de semana

Empresario de reconocido éxito, Michael Fux es, además, un completo enamorado de los coches. Cuando era niño confiesa que se sentaba sobre las rodillas de su abuelo mientras iban en su coche, un modelo de la marca Chrysler de los años 40, que Fux soñaba conducir. Ese recuerdo, que permanece vivo tras tanto tiempo, es lo que le ha llevado a reunir una espectacular y nutrida colección de vehículos deportivos que conserva y cuida en su garaje como verdaderas obras de arte.

Su última incorporación es el Hispano Suiza Carmen Boulogne, ejemplar que le ha convertido en el primer propietario de un Hispano Suiza moderno en los Estados Unidos. El vehículo, totalmente eléctrico y capaz de desarrollar hasta 1.114 CV de potencia, gracias a los cuatro motores eléctricos que aloja en su interior, ha sido personalizado por la oficina técnica de Hispano Suiza en Barcelona, siguiendo los gustos y preferencias de Fux, y ha sido pintado en color “Ocean Song Rose”, un tono morado inspirado en su flor favorita, la rosa Ocean Song, que él mismo envió desde Miami al departamento de Diseño de la marca, para que pudieran reproducir la misma tonalidad en la carrocería de su coche. Dicho color se ha creado de forma exclusiva para este cliente. Todos los paneles que dan forma a su carrocería, están compuestos en fibra de carbono con una capa de Alutex. Este acabado se combina con unos detalles de diseño en color “Birkigt White”, que acentúan sus líneas deportivas. La característica parrilla con el logotipo de Hispano Suiza, está acabada en un negro de alto brillo en contraste. Las llantas de aleación de aluminio pulido, destacan aún más gracias a los detalles y a las tuercas monoblock pintados en el mismo color de la carrocería.

El interior, íntegramente cubierto en piel de alta calidad de color Birkigt White, contrasta a la perfección con los tonos morados de la carrocería. El nombre del modelo (Boulogne), bordado en los cabeceros de los asientos deportivos, son un complemento perfecto en esta unidad tan especial.