Grupo Tragsa multiplica casi por cuatro su beneficio en 2020, con 23,8 millones

Por Redacción

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

La empresa estatal Tragsa registró un beneficio neto consolidado de 23,8 millones de euros en 2020, encadenando así tres años consecutivos de resultados positivos tras aumentar en casi cuatro veces el resultado contabilizado el año anterior,

En 2020, la cifra de negocio del grupo se situó en los 1.018 millones de euros, un 16,2% más que el año precedente.

El presidente de Grupo Tragsa, Jesús Casas, ha destacado que las cuentas “consolidan la evolución de la compañía iniciada hace tres años y le permiten el encarar el actual ejercicio con la fortaleza suficiente para responder de forma ágil, flexible y conforme a su rol central de medio propio de las administraciones públicas en el ámbito estatal, autonómico y local”.

La facturación alcanzada en 2020 no se observaba desde 2010. Este buen desempeño se debe a las más de 4.300 actuaciones llevadas a cabo por Tragsa y Tragsatec, las dos empresas del grupo, durante el pasado curso, en diferentes áreas como el ámbito rural, la ingeniería, la gestión administrativa o las emergencias, entre otras.

La cartera de negocio del Grupo Tragsa, cuyo principal accionista es la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) y su órgano de tutela es el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, ascendió hasta los 1.357 millones de euros al 31 de diciembre de 2020, lo que supone un incremento de 137 millones con respecto a 2019 y consolida un nuevo máximo histórico.

El consejo ha acordado proponer a la junta general de accionistas de la sociedad que, del resultado positivo del ejercicio de 2020 después de impuestos de 18,8 millones de euros, se destinen 5,6 millones a reservas voluntarias y 13,1 millones de euros a reparto de dividendos.

El dividendo por acción será a razón de 444,6 euros por acción, lo que supone un incremento de casi el 103% con respecto al año anterior, con 6,7 millones de euros más repartidos entre los accionistas, todos ellos administraciones públicas, entre las que se encuentra la Administración General del Estado, Comunidades Autónomas, Diputaciones Provinciales y Forales, Consells y Cabildos insulares, entre otros.

Por otra parte, el grupo, que opera como medio propio de las administraciones públicas y recibe encargos de las mismas, ha informado que la revisión de las tarifas públicas que cada año se aprueban está prevista próximamente.

En total, además de la Administración Central, cerca de otras 60 Administraciones Autonómicas, Ciudades Autónomas, Diputaciones Provinciales y Forales, Cabildos y Consells insulares utilizan a Grupo Tragsa como medio propio y forman parte de su accionariado y sus órganos de control.

En este sentido, la compañía no compite en licitaciones con los operadores privados, sino que solo acomete aquellos encargos que le son asignados de manera directa como medio propio por sus administraciones accionistas, y lo hace con unos precios públicos que se ajustan a las condiciones de mercado, siempre conforme a la Directiva Comunitaria de contratación pública y la propia Ley de Contratos del Sector Público de 2017.