Goirigolzarri defiende que sus sueldos son inferiores a las referencias del sector

Por Redacción

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El presidente de CaixaBank, José Ignacio Goirigolzarri, ha defendido este viernes que su sueldo y el del consejero delegado, Gonzalo Gortázar, son inferiores a las referencias de entidades comparables del sector.

Lo ha dicho este viernes en su segunda intervención durante la junta general ordinaria de accionistas 2021 de CaixaBank, la primera como grupo consolidado tras la fusión con Bankia, y en la que se vota el dividendo con cargo a 2020 y la nueva política de retribuciones del banco.

El directivo ha señalado que tras la fusión se ha creado una presidencia ejecutiva –que él mismo ostenta– al frente de las áreas de auditoría, comunicación y la secretaría del consejo, cuya retribución “está en la línea con los esquemas tradicionales de CaixaBank y es inferior a las referencias comparables del mercado”.

Sobre la remuneración del consejero delegado, ha explicado que la fija ha permanecido sin cambios en 2020 respecto a 2019, y ha recordado que en 2019 el ceo renunció a la remuneración variable: “Percibió solo la parte fija, lo que significa que tuvo una reducción del 21,5% de su retribución respecto al año 2019”.

Además, ha añadido que de cara 2021 se mantienen los importes fijo y variable de la remuneración del ceo por quinto año consecutivo y ha destacado que la misma “está por debajo de lo que le correspondería según referencias sectoriales de entidades comparables”.

POLÍTICA DE REMUNERACIONES

Ha defendido que la política de remuneraciones de la entidad está absolutamente reglada y que las decisiones se toman en el consejo y son analizadas por la comisión de retribuciones, que está presidida por una consejera independiente.

“En este contexto, en relación con remuneración total del consejo de Caixabank, lo que corresponde a 2020 es inferior a 2019 porque hubo una reducción de número de consejeros y la renuncia del ceo a la retribución variable”, ha señalado, y ha recordado que los consejeros no ejecutivos no tienen retribución variable.

Goirigolzarri, que ha defendido que para 2021 la propuesta es continuar con las mismas retribuciones, ha señalado que la remuneración por consejero se sitúa “en niveles claramente inferiores a los de la media de los comparables en el sector en España”, pese a ser el tercer banco en capitalización y el primero en resultado neto.

“En el año 2020 la remuneración por consejero en CaixaBank estuvo en el entorno del 50% respecto a la media de las remuneraciones por consejero de los otros bancos del Ibex si se excluye Bankia, y creo que esa es una referencia claramente notable”, ha añadido.