Gestión emocional: el impacto positivo en niños

Por Remitido

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Un niño es una persona en formación, y su versión adulta será el reflejo directo de lo que haya aprendido durante sus años de infancia. Ahora bien, cuando se trata del desarrollo social, un aspecto crucial a trabajar es la gestión emocional, ya que les permite tener una mejor percepción de control sobre lo que les ocurre.

Aprender a manejar correctamente las emociones ayudará a los niños a desarrollar mejores relaciones sociales. En ese sentido, Paloma Hornos, es una formadora profesional en inteligencia emocional que ofrece un curso online de herramientas de educación emocional que ayudará a padres y docentes a garantizar una óptima gestión emocional en sus hijos y alumnos.

Los beneficios del impacto positivo de la gestión emocional en los niños

Por lo general, la principal preocupación de los padres con respecto a la formación y desarrollo de sus hijos, tiene que ver con su educación formal, dejando en un segundo lugar o incluso prescindiendo totalmente de la educación emocional. La realidad es que esta última es crucial, ya que le ofrece las herramientas con las cuales enfrentarse eficazmente a todos los problemas que vendrán a lo largo de su vida.

Durante los primeros años, tanto el cerebro como los procesos de aprendizaje se caracterizan por su plasticidad, por lo que una buena enseñanza asegurará un aprendizaje efectivo para el futuro. La inteligencia emocional le aporta a los niños habilidades que les permiten reconocer sus emociones y las de quienes lo rodean, gestionándolas de manera adecuada. Esto tiene un impacto positivo en su personalidad y en su vida, pues son capaces de desarrollarse mejor socialmente, teniendo mejores relaciones con los demás.

¿Cuál es la ventaja de crecer con padres inteligentes emocionalmente?

La psicología del desarrollo ha demostrado que cuando los padres son capaces de manejar adecuadamente sus emociones, la infancia de sus hijos es mucho más estable y feliz. Esto quiere decir que para los padres es fundamental aprender acerca de la inteligencia emocional. En primer lugar, por los beneficios que esto ofrece a nivel personal; en segundo lugar porque ofrecen a sus hijos un ambiente saludable, de paz y comprensión dentro del hogar; y en tercer lugar porque los capacita eficazmente para enseñarles a ellos también a manejar correctamente sus emociones.

Profesionales como Paola Hornos, especialista en inteligencia emocional, ofrece un curso totalmente online dirigido no solo a padres, sino también a docentes que quieran aprender de gestión emocional para también enseñar a sus hijos y alumnos.

El curso está disponible en su página web, es 100% práctico y se puede hacer al ritmo del cliente y desde la comodidad de su hogar. Además, consta de 7 módulos de aprendizaje y acompañamiento, en donde se ofrecerán las mejores herramientas para una gestión emocional efectiva.