Gallego sitúa a IAG como la “herramienta que España necesita”

Por Redacción

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El consejero delegado de IAG, Luis Gallego, ha señalado este miércoles que el ‘holding’ aéreo es la “herramienta que España necesita” para aprovechar las oportunidades que se den cuando reabran los países y se reactiven las economías.

Gallego, que ha intervenido en el II Foro Económico Internacional de ‘Expansión’, ha señalado que el grupo –que engloba a Iberia, British Airways, Vueling, Aer Lingus y Level– tiene un “firme, permanente y rotundo” compromiso con España que se ha mantenido durante la “peor crisis de la aviación comercial” que se recuerda, de la que han salido “dañados”, pero por la que habrá que trabajar “para recuperar el sector y adaptarnos a la nueva era”.

En ese sentido, ha resaltado que “lo que está viviendo la industria aérea es el fiel reflejo” de lo que ha ocurrido en España durante estos meses. “Sin aviones no hay turismo”, ha añadido, señalando que sin turismo está seguro de que “España no se recuperará”.

El directivo ha alegado que la pandemia ha dado la oportunidad de transformar el modelo económico de España, con el turismo como pilar fundamental del desarrollo de otras actividades, dentro de la cual la transformación del sector aéreo es “fundamental e imprescindible”.

Así, ha recalcado que existe el “desafío y la oportunidad” de ser “más sostenibles, robustos y resilientes” para poder enfrentarse a crisis futuras. En ese sentido, ha incidido en que IAG es un grupo “que puede dar solución a ambos problemas”, siendo un grupo de aviación internacional que “apuesta por España para reforzar la conectividad”.

“En los peores momentos, las aerolíneas sin arraigo en España se van, huyen”, ha dicho Gallego, asegurando que IAG sigue “sirviendo a la sociedad, a los clientes y al país”.

“APUESTA POR EL TURISMO DE CALIDAD”

“España debe dar un paso decidido al turismo de más calidad, desestacionalizado, que genere empleo digno”, ha esgrimido el directivo. Además, ha señalado que con un mayor consumo de los turistas se generaría más riqueza y reduciría la dependencia con los países cercanos.

REFORZAR EL HUB DE BARAJAS

En esta línea, Gallego ha incidido en la necesidad de reforzar el ‘hub’ de Barajas como aeropuerto internacional, que “ha ido perdiendo posiciones entre los ‘hubs’ europeos desde la crisis, debido a las “ayudas multimillonarias que han recibido los competidores por parte de los gobiernos. “Le será difícil competir con su actual tamaño”, ha augurado.

El ejecutivo ha matizado que el ‘hub’ de Madrid “no es 360 grados’, ya que “no mira al este, a Asia u Oriente Próximo”, y ha resaltado que “con el volumen actual no tiene posibilidad de hacerlo inmediato si no es creciendo en tamaño con aerolíneas fuertes”. Así, ha subrayado la necesidad de una apuesta “decidida” por este segmento “de mayor calidad”, acorde a la “necesidad potencial de este país”.

Asimismo, ha resaltado la apuesta “firme” del grupo en el aeropuerto Josep Tarradellas Barcelona-El Prat, donde Vueling tiene su base principal y ha retomado 120 de las 130 rutas que tenía en 2019.

Por otro lado, ha destacado el “compromiso” del grupo con la sostenibilidad medioambiental, siendo el primero en comprometerse a alcanzar las emisiones netas cero para 2050. Dentro de este objetivo, ha renovado su flota y espera que el 10% de los vuelos se operen con combustibles sostenibles para 2030. Además, ha añadido que el grupo está invirtiendo 400 millones de dólares en el desarrollo de combustible sostenible para los próximos 20 años.

El grupo tiene “la ambición de ser líder en sostenibilidad en el mundo”, para no solo transformar su modelo de negocio, sino hacer “todo el sistema de la industria verdaderamente sostenible”, ha esgrimido Gallego.

El consejero delegado también ha agradecido a los trabajadores y proveedores por su trabajo durante los meses de pandemia y ha añadido que es momento de “reconstruir juntos un futuro esperanzador más sostenibles, más solidarios, más resilientes y más globales”, lo que “se aprende viajando”.