Funcionamiento de una comunidad de propietarios en España, por Hessler & Del Cuerpo

Por Remitido

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Las comunidades de vecinos, muy abundantes en España, son una entidad jurídica reconocida legalmente. Estas están formadas por el conjunto de propietarios de un edificio, que se han dividido en diferentes propiedades, ya sean pisos, locales comerciales o garajes.

Debido al uso de espacios comunes y la compleja normativa que los rige, estas comunidades suelen tener problemas por el derecho al uso del espacio. Más aún, si se trata de una comunidad de propietarios con distintas nacionalidades. En este caso, a los problemas ya existentes, se suman las barreras culturales y lingüísticas.

Para resolver estas situaciones, el despacho Hessler & Del Cuerpo ofrece un servicio jurídico especializado, tanto en resolver cualquier disputa o inquietud relacionada con el tema inmobiliario, como en atender a clientes de lenguas extranjeras.

Empresa con amplia experiencia en comunidades multilingüísticas

En Europa, España es uno de los destinos predilectos para la práctica conocida como turismo residencial. Según las estimaciones, la relevancia de los turistas que radican en territorio español es tal, que a día de hoy, aproximadamente un 12 % de los bienes inmuebles pertenecen a residentes extranjeros, principalmente, de origen alemán, inglés y francés.

Esto ha dado origen a diversas comunidades de propietarios con estas nacionalidades, que conviven con propietarios o residentes locales, por lo que, para resolver cualquier inconveniente o controversia relacionada con sus derechos sobre la propiedad, necesitan asesoría jurídica de un profesional que pueda atenderle en su idioma.

Hessler & Del Cuerpo es un despacho especializado en derecho inmobiliario y cuenta con amplia experiencia en el trabajo con comunidades de propietarios, particularmente, con aquellas en las que convergen residentes españoles y alemanes, aunque trabajan también con propietarios de lengua inglesa y francesa, entre otros idiomas.

Sus abogados cuentan con las habilitaciones profesionales exigidas, tanto en territorio español como alemán, y manejan todo tipo de procesos legales relacionados con sus propiedades, desde procesos de compra venta, hasta disputas jurídicas de cualquier índole, en las cuales garantizan a sus representados el pleno cumplimiento de sus derechos.

El objetivo es cuidar a los clientes

Esta compañía se ha especializado, a través de los años, en el manejo de todo tipo de conflictos en el ámbito inmobiliario. Con frecuencia, su asesoramiento ayuda a evitar procedimientos entre propietarios, derivados de las dificultades de convivencia que resultan entre los mismos. Asimismo, ayudan con asesoría completa en cuanto a los requerimientos legales de cualquier inmueble o su construcción, para evitar malentendidos o eventuales infracciones a la misma.

Su principal objetivo es proteger el bienestar y los derechos de aquellos que recurren a sus servicios. En regiones como Andalucía, Murcia, las Islas Baleares, la Comunidad Valenciana o las Islas Canarias, sus servicios son altamente valorados por la numerosa cantidad de extranjeros que residen en estos territorios, para quienes estos servicios brindan la tranquilidad y confianza de tener el mejor respaldo ante cualquier problema que se relacione con su propiedad.