Corporate

PREMIOS CORPORATE 2023

Exactitud en la traducción técnica para ‘no pillarse los dedos’

POR REDACCIÓN

La traducción técnica es una tarea compleja que requiere del uso de un lenguaje y terminología específicos. Por lo general, los textos técnicos tienen una función informativa e instructiva. A su vez, para cumplir este objetivo deben ser objetivos y claros. En este sentido, un rasgo fundamental de este trabajo es la precisión. Para ello, hay que usar los términos exactos, muchas veces técnicos y evitar cualquier tipo de ambigüedad.

Según comentan los especialistas de la agencia de traducciones Intertext, al trabajar con manuales, documentos, guías y textos especializados es necesario que las descripciones de características o procedimientos sean lo más precisas posibles. Esto se debe a que un error en la traducción de un manual de, por ejemplo, una máquina industrial puede derivar en una situación de riesgo o un accidente.

Sectores que requieren de traducciones técnicas

Hoy en día, hay muchos sectores que recurren al trabajo de traductores especializados. Algunos de ellos son automoción, informática, ingeniería mecánica, electrónica, aeronáutica, energía, arquitectura, construcción, electrotécnica, gestión de calidad y medioambiente.

En particular, cada uno de estos sectores presenta diversas necesidades. En este sentido, no es lo mismo traducir la ficha técnica de un móvil que la documentación que sustenta a un proyecto de infraestructura. Entonces, el primer requerimiento que enfrenta el traductor de textos técnicos es contar con conocimientos específicos sobre un ámbito concreto.

Además, la documentación técnica forma parte de la imagen corporativa de una empresa. Por lo tanto, debe ser coherente en cuanto a los términos y al estilo con que se presenta la información. En muchos casos, estos textos son la carta de presentación internacional de un negocio. La incoherencia en la denominación de los componentes o las piezas de un aparato puede, por ejemplo, causar confusión en el momento de pedir recambios o generar un aumento de costes en el servicio postventa.

Para superar los desafíos que suponen las traducciones técnicas, Intertext dispone de distintas soluciones y herramientas. La empresa cuenta con una cartera de traductores expertos en distintos sectores, herramientas tecnológicas de avanzada, un flujo de trabajo consolidado y una base de datos o memoria de traducción para cada cliente. De esta manera, es posible producir textos precisos y adecuados a las necesidades de cada sector. Gracias a los rápidos avances en la pretraducción, es posible generar traducciones en un tiempo cada vez menor y a menor coste, siempre con las garantías de calidad que ofrece una empresa profesional.

Traducción técnica y científica

Si bien a veces se presentan como actividades separadas, la traducción científica y técnica van de la mano. Ahora bien, los documentos con los que hay que trabajar en cada caso presentan diferencias. En este sentido, la función de los documentos científicos es la divulgación y la transmisión de conocimientos especializados. Por decirlo de algún modo, la técnica es la ciencia e investigación llevada a la práctica. Por esta razón, los textos científicos se generan en ámbitos académicos y de investigación y están destinados a la comunicación dentro de colectivos científicos. Por consiguiente, el lenguaje científico se caracteriza por su terminología muy especializada, neologismos y extranjerismos, especialmente anglicismos. Uno de los desafíos para los traductores es averiguar en cada caso si ya existe un término ampliamente aceptado en su lengua de destino o debe emplear el anglicismo.

En cualquiera de estas situaciones los traductores deben adaptarse a las características del sector y del género en el que está escrito el texto. A través de Intertext es posible recibir asesoramiento y acceder a una cartera de especialistas en trabajos de traducción técnica para estar siempre en el lado seguro.

Lo más leído