España y Portugal analizan la situación de riesgo de sequía en las cuencas hidrográficas comunes

Por Redacción

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Portugal y España han analizado el actual escenario de escasez hídrica y han acordado reforzar su cooperación para la gestión de las cuencas hidrográficas del Miño, Limia, Duero, Tajo y Guadiana con el fin de mejorar la protección y el aprovechamiento sostenible de las cuentas compartidas.

Así se ha acordado durante la XXIII reunión de la Comisión para la Aplicación y Desarrollo del Convenio (CADC) de Albufeira, instrumento que rige la coordinación de los trabajos entre ambos estados para la protección y el aprovechamiento sostenible de las cuencas compartidas.

El encuentro estuvo liderado por el director general del Agua del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico del Gobierno de España, Teodoro Estrela, y la presidenta de la Comisión Internacional de Límites y Cuencas Hidrográficas Luso- Españolas del Ministerio de Asuntos Exteriores de Portugal, Lénia Real.

Los principales temas que los dos países vecinos abordaron fueron la articulación de los procesos de planificación hidrológica y el análisis de posibilidades de actuación ante el riesgo de sequía, así como el intercambio de información hidrometeorológica y la adopción de los informes correspondientes a los años hidrológicos 2019/2020 y 2020/21.

Además, las partes han analizado la situación actual amenazada significativamente por la sequía y diversos acuerdos sobre intercambios de información y valoración de la situación hidrológica, procedimientos que se intensificarán de inmediato hasta que se supere la situación de riesgo de sequía.

Otro aspecto analizado ha sido la coordinación de los procesos de revisión de los planes hidrológicos y los planes de gestión del riesgo de inundación, así como el acuerdo de preparar un documento conjunto divulgativo sobre estos procesos para cada una de las demarcaciones hidrográficas.

Asimismo, se ha tomado nota y actualizado el compromiso de seguir avanzando en varios grupos de trabajo específicos sobre el régimen de caudales en el Guadiana, la calidad del agua del Tajo y, muy especialmente, sobre sequías e inundaciones, en línea con las actividades de los grupos europeos que lideran tanto España como Portugal.

Se han repasado los proyectos conjuntos que se desarrollan con financiación europea, como la iniciativa RISC-Miño/Limia sobre riesgos de sequía e inundación, que finalizó en diciembre pasado, y el proyecto POCTEP-Albufeira, que se encuentra en pleno desarrollo y está destinado a establecer un procedimiento común para la evaluación del estado de las aguas fronterizas.

Finalmente se han repasado diversos temas en relación con los usos y aprovechamientos de agua en los tramos compartidos, así como otros asuntos diversos que requerían el impulso de la CADC.