Endesa “vuelve” al carbón

Por Redacción

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Fuentes de Endesa han justificado la vuelta a la actividad de su central térmica en la localidad coruñesa de As Pontes ante el contexto de auge de precios de la electricidad y la previsión de la llegada de olas de frío que provocarán un aumento del consumo energético.

La planta, en proceso de cierre desde finales del año 2019, estará operativa, como mínimo, hasta el próximo viernes, ya que el funcionamiento de la central se planifica semanalmente.

El reinicio de la actividad ha sido confirmado por fuentes cercanas a la compañía energética, para la que la planta se ha ido preparando a lo largo de las últimas semanas.

El pasado martes se inició el traslado a As Pontes de las 100.000 toneladas de carbón que se encuentraban almacenadas en el puerto exterior de Ferrol y que, ahora, abastecerán el funcionamiento de la térmica.

El carbón fue adquirido por Endesa con el objetivo de retomar la actividad en su planta ante la llegada del invierno en un contexto de auge de los precios a nivel global.

Así, el primer carguero con carbón llegó a Ferrol con 20.000 toneladas a finales de octubre, mientras que el segundo lo hizo el pasado 14 de noviembre con 80.000 toneladas del mineral.

Por lo tanto, Endesa dispone ahora de 140.000 toneladas de carbón para su combustión, puesto que, a las traídas por vía marítima en las últimas semanas, se suman las 40.000 que están almacenadas desde hace meses en el propio recinto de la central.