En un año histórico, ha habido un crecimiento de la demanda de fontanería en Oviedo, Gijón y Avilés

Por Remitido

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Un fontanero en Asturias se ha convertido en un personal altamente calificado de primera necesidad, particularmente en 2021 porque ha sido uno de los años más lluviosos de las últimas décadas. Hasta el 11 de diciembre, la región sumaba 77 días de los últimos 100 con precipitaciones moderadas y fuertes.

Esta situación atípica ha desatado una ola de averías en redes de agua que ha requerido el tratamiento urgente por parte del personal fontanero experto.

La importancia de un buen fontanero durante una emergencia por lluvias

Un fontanero experto es capaz de reparar, sustituir o instalar tuberías de agua valiéndose de herramientas diseñadas especialmente para tales fines. También revisan, reparan y construyen el sistema de drenajes de una casa o una edificación cualquiera. Lo mismo pueden hacer con los sistemas de calefacción, tras un diagnóstico de los requerimientos.

En las redes de aguas blancas y residuales su papel durante esta temporada de lluvias ha sido determinante. Muchas de las emergencias se han presentado en horas de la noche o en días festivos, por lo cual hay quienes han necesitado un fontanero en Gijón, en Oviedo o en Avilés en horas no laborables, así que en estos casos, los servicios 24 horas han sido de mucha utilidad.

Servicios como los que ofrece Asturias Averías han sido altamente valorados por su modelo de atención las 24 horas del día, todos los días de la semana. No solo han atendido estas situaciones en las ciudades de Gijón, Oviedo o Avilés, también lo han hecho en pueblos cercanos.

Aunque las lluvias cesen, los requerimientos siguen vigentes

Desde junio, las autoridades del Principado de Asturias habían alertado sobre la severidad del temporal. A nivel regional y local las alcaldías han tenido que trabajar rápido ante las advertencias de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET). El organismo había advertido desde mediados de año sobre la posible severidad de las nevadas.

Actuar de manera expedita también ha sido una prioridad para los propietarios de inmuebles o los administradores de edificios que han necesitado fontaneros expertos. Por esta razón, el modelo de servicio 24 horas ha tenido buena resonancia con respecto a las redes durante el pasado año. La posibilidad de solicitar personal en el momento de la emergencia es un avance en este tipo de servicios.

En el caso de Asturias Averías, que cuenta con una cartera que supera los 5000 clientes satisfechos en 20 años de trabajo, sus labores no solo se han limitado a la fontanería, también han recibido requerimientos en materia de electricidad, cerrajería y hasta persianas.