¿En qué consiste un stand para feria?, de la mano de Standecor

Por Remitido

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Dentro de la amplia gama de stands que pueden existir en el mundo del comercio, de las exposiciones y de los museos destacan los elaborados para las ferias y congresos. Estos forman parte de lo que se conoce como la arquitectura efímera.

En los últimos años, los stands de feria se han vuelto mucho más complejos e interactivos con los visitantes. Esto implica el uso de tecnología como herramientas multimedia, realidad aumentada, sonido o realidad virtual. La idea es que mientras la empresa cumple el objetivo de mostrar sus productos, las personas tengan una experiencia inolvidable.

El objetivo de un stand de feria

Un stand para ferias es una herramienta de mercado de primera línea, por lo que el elemento principal es reflejar la imagen de la empresa. Por este motivo, la estética debe proyectar los valores de la compañía que la patrocina y mostrar los productos o servicios que ofrecen de forma muy visual y desde cualquier ángulo.

Los stands de feria son una excelente opción para dar a conocer una empresa o un nuevo producto en el marco de una feria. Para ello deben tener una estructura interna que atraiga a los visitantes desde el pasillo. Además, su diseño debe ofrecer a las personas una experiencia original y entretenida. No solo debe concentrarse en mostrar el producto, sino hacerlo de una manera extraordinaria.

Dependiendo del espacio disponible, los stands de ferias deben tener áreas de exhibición y experiencia con el producto, así como sitios para tener una conversación con los clientes. Estos espacios ofrecen una atención más personalizada y relajada para aquellos visitantes que estén interesados en concretar negocios.

Los stands de ferias modernos

Habitualmente los stands para las ferias son estructuras elaboradas básicamente de aluminio y aglomerado de madera con medidas estandarizadas. Esto los hace fáciles de movilizar de un lugar a otro gracias a su ligereza y sencillez a la hora de montar y desmontar. Debido a que estructuralmente deben respetar los parámetros de tamaño de las ferias los elementos diferenciadores se basan en su diseño interior.

En este sentido, existe una empresa que se especializa en stands para ferias en toda España y Europa. Se trata de Standecor, una firma que tiene su sede central en L’Hospitalet de Llobregat, en Barcelona y que ha acumulado mucha experiencia en este tipo de estructuras, convirtiéndose en proveedores de muchas empresas.

Gracias a que han estado presentes en las más importantes ferias de Europa, señalan que las normativas suelen ser diferentes, según el recinto organizador. Por ello cuando se decide participar en este tipo de eventos, lo mejor es contratar los servicios de gente especializada y que conozca los parámetros. Igualmente, que ofrezca atención integral referente no solo a la provisión del stand sino también de la logística para que todo esté en su punto.