El sector químico impulsa la digitalización industrial, el 5G y materiales bio para optimizar su producción

Por Redacción

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El sector químico apostará por el 5G, los materiales bio y la digitalización industrial como medio para obtener una producción más sostenible e inteligente.

Así lo ha puesto de manifiesto el encuentro digital Chemical Smart Digital Industry, organizado por Feique, en colaboración con Expoquimia (Fira de Barcelona).

Es el cuarto evento de la iniciativa Smart Chemistry Smart Future en el marco del ciclo ‘Unprecedented: Industrial Dialogues’ del Encuentro Internacional de la Química – Expoquimia, evento que se celebrará el próximo mes de septiembre y que contará con el área de Digitalización como uno de sus ejes de acción más relevantes.

Durante la sesión, diferentes expertos de empresas del sector químico o vinculadas a él han presentado las iniciativas que están llevando a cabo en el ámbito de la digitalización e Industria 4.0, que van desde el desarrollo de un proyecto piloto para la instalación de la primera red privada de 5G, a la producción de materiales bio para la fabricación aditiva e impresión 3D, hasta la optimización de datos de una planta de proceso a través de la Inteligencia Operacional para facilitar la toma de decisiones.

Han participado Nacho Jové, director de Digitalización de BASF España y Portugal; Domingo Font, jefe de ventas de compuestos de PVC y especialidades de Ercros; y David Pozo, director de Digital Enterprise, y Roberto Sandoval, DCS Product Manager, ambos de Siemens.

El panel ha sido moderado por la directora de Innovación y Advocacy de Feique, Cristina González, quien ha destacado cómo la digitalización tiene el poder de transformar completamente la manera en que la sociedad trabaja, se comunica, innova y consume, pues “hoy por hoy la distancia entre el mundo real y el digital se acorta; los propios objetos informan de su estado y a partir del tratamiento y análisis de los datos transmitidos, personas (o máquinas) pueden tomar decisiones más precisas por poseer más información”.

La implementación en la Industria Química del Blockchain, la Inteligencia Aritificial y otras tecnologías digitales introducen transparencia y permiten el seguimiento de las moléculas desde la producción y procesado hasta su uso, reciclado o reutilización, influyendo así de manera directa en la economía circular.

Nacho Jové, director de Digitalización de Basf España y Portugal, ha presentado el proyecto piloto sobre la instalación de la primera red privada de 5G en España, que se instalará en el centro de producción de Basf en Tarragona.

Jové ha destacado el interés de la industria en adaptarse a los tiempos que corren con el foco puesto en ganar competitividad, sobre todo, en el mercado internacional, que pasa por “facilitar desde la Administración la compra directa de un espectro de señal privado a las empresas”.

Sobre el proyecto piloto que la empresa está desarrollando en su site de Tarragona junto a su partner tecnológico y de telecomunicaciones Cellnex, Jové ha indicado: “La nueva instalación nos proporcionará grandes posibilidades de desarrollo de nuestra industria química en Tarragona y es una clara apuesta de futuro de BASF”.

Domingo Font, jefe de Ventas de compuestos de PVC y especialidades de Ercros, ha presentado la estrategia de Digitalización de Ercros en cuanto a los Materiales para la Impresión 3D, una nueva tecnología para un mundo digital, a través de su gama de productos para la fabricación aditiva o impresión 3D: ErcrosBio, el biopolímero de origen vegetal, reciclable y compostable, y Etinox 3D, el PVC con baja huella de carbono.

Según ha señalado, “la digitalización nos hace más competitivos en cinco elementos clave: la automatización industrial, la robótica colaborativa, la fabricación aditiva, la innovación y creatividad y la sostenibilidad”.

En el caso de la fabricación aditiva, en Ercros fabrican ErcrosBio y Etinox, dos apuestas que presentan una serie de ventajas con su origen en materiales renovables, biodegradables y compostables, que son especialmente sostenibles y que impulsan el modelo de descarbonización tan deseado a futuro, debido a su escasa huella de carbono, a la vez que conservan unas propiedades excepcionales y que en quince semanas se degradan para ser reutilizados como compostables, cerrando con ello la total circularidad del producto.

David Pozo, director de Digital Enterprise, y Roberto Sandoval, Gerente de Producto DCS, ambos de Siemens, se han centrado en la Inteligencia Operacional que desarrolla su compañía para su aplicación industrial. Esta tecnología permite conseguir datos de ingeniería, fabricación, operaciones y equipos de planta bajo un único sistema, con el objetivo de facilitar la toma de decisiones y optimizar el control.

Con ello, “una planta de proceso o empresa comprende rápidamente el verdadero estado del negocio, sus procesos y activos y ayuda a conseguir la excelencia operacional que, además, se puede combinar con otras tecnologías para beneficiarse de una analítica avanzada de los datos”. En su caso, a través del sistema XHQ, recogen, transforman y analizan los datos para convertirlos en información relevante como vistas 3D, análisis de mantenimiento, etc.

“El 50% de los lazos de control están mal optimizados. Gracias a las plataformas digitales industriales, conseguimos más transparencia y un mantenimiento predictivo para evitar errores innecesarios. El Cloud y el Gemelo Digital están revolucionando el sector. Las plataformas industriales adaptan la captación y análisis de datos al tipo de industria, ayudando y dando valor a las empresas”.