El Reino Unido lanza seguro para eventos

Por Silvano Rosas

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El gobierno del Reino Unido ha lanzado un plan de seguro de eventos en directo para proteger conciertos y festivales en caso de cancelación por la pandemia.

La aportación se entregará a través de aseguradoras y organizadores de eventos capaces de comprar la cobertura necesaria en caso de cancelación impuesta por el gobierno debido a las restricciones del Covid-19.

Según el gobierno, el plan, valorado en más de 750 millones de libras esterlinas (aproximadamente mil millones de dólares), es uno de los únicos planes de seguros del mundo que cubre una amplia gama de eventos en directo y no pone un límite a los costos reclamados por la organizadora del espectáculo.

Si los eventos tienen que cancelarse, después de que los organizadores hayan cubierto la póliza acordada, las aseguradoras tienen una participación de riesgo acordada por tal reclamación.

Esto comienza con el gobierno pagando el 95% y las aseguradoras el 5%, avanzando hasta cubrir el 97% y el 3% respectivamente, y finalmente el gobierno cubriendo el 100% de los costos. La división en tales pagos depende de las pérdidas sufridas por la aseguradora a partir del plan hasta la fecha.

Este plan gubernamental estará disponible a partir de septiembre de 2021 y se extenderá hasta finales de septiembre de 2022.

Se estima que el sector de eventos en directo en el Reino Unido tiene un valor de más de £70 mil millones anuales para la economía y respalda a más de 700,000 empleos, incluidas las pequeñas empresas y los autónomos. Este plan se ha lanzado en asociación con el banco Lloyds.

Varias aseguradoras destacadas en el mercado de Lloyd’s, incluidas Arch, Beazley, Dale, Hiscox y Munich Re, están respaldando este plan que brindará a las empresas de eventos la opción de comprar cobertura a partir del próximo mes, junto con un seguro estándar para eventos comerciales.

Jamie Njoku-Goodwin, director ejecutivo de UK Music: “Durante meses, UK Music ha estado advirtiendo sobre el impacto catastrófico del mercado de seguros en eventos en directo”.

“La imposibilidad de obtener un seguro ya ha provocado muchas cancelaciones este verano; han sido devastadoras para toda la industria de la música y existía el temor de que sin ninguna acción habríamos visto cancelaciones importantes que continuarían hasta el próximo año”.

“Este nuevo plan del gobierno es, por lo tanto, una noticia increíblemente bienvenida, no solo para los millones de fanáticos de la música que esperaban con ansias el regreso de los eventos al aire libre, sino también para las decenas de miles de músicos, técnicos y trabajadores de la cadena de suministro en general cuyos trabajos dependen de la actividad continua del directo”.

Denis Desmond, presidente de Live Nation Reino Unido e Irlanda, agregó: “Esta intervención vital del gobierno del Reino Unido ofrece certeza a los artistas, promotores de conciertos y festivales en el mercado del entretenimiento. Esta es una noticia muy bien recibida la cual ayudará a que el sector y sus empleados sigan trabajando”.

Paul Reed, director ejecutivo de la Asociación de Festivales Independientes, dijo: “La AIF ha hecho campaña a favor de un plan de seguro respaldado por el gobierno para festivales durante más de un año, planteando la situación como un tema principal presentando evidencias y datos detallados para respaldar el caso”.

“Nos complace que el gobierno haya escuchado nuestras peticiones y recibimos con gusto esta intervención para abordar la grave situación del mercado de seguros. Es positivo que los organizadores de festivales ahora tengan una opción para la cancelación por motivos de la pandemia Covid-19″.

“Sin embargo, este plan no cubre a festivales que necesiten reducir su aforo o cancelar debido a la introducción de restricciones de distanciamiento social, por lo que sigue siendo imperativo que el gobierno continúe trabajando con el sector en áreas como la certificación Covid para tratar de evitar tal eventualidad y garantizar que los organizadores puedan planificar con mayor confianza los eventos para 2022 “.