El ministro de Economía de Argentina se reunirá con el FMI en Washington

Por Redacción

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El portavoz del Fondo Monetario Internacional (FMI), Gerry Rice, ha indicado este jueves que el ministro de Economía de Argentina, Martín Guzmán, viajará a Washington entre el 23 y el 24 de marzo para reunirse con la directora gerente del Fondo, Kristalina Georgieva, con el fin de seguir las negociaciones sobre la reestructuración de 45.000 millones de dólares (37.610 millones de euros) de deuda que el país sudamericano tiene con el organismo.

“El ministro Martín Guzmán ha indicado que vendrá a Washington para reunirse con el equipo del FMI y con la directora gerente, Kristalina Georgieva, el próximo 23 y 24 de marzo”, ha indicado Rice durante una rueda de prensa de la institución multilateral.

Asimismo, el portavoz ha destacado que desde el FMI continúan “colaborando de manera activa y constructiva con las autoridades argentinas” para llegar a un acuerdo. Rice ha explicado también que el objetivo de un nuevo programa entre sendas partes tendrá como propósito brindar apoyo a los sectores más vulnerables del país y ayudar al sector privado en su recuperación.

Tanto Argentina como el FMI indicaron su intención de cerrar un acuerdo antes de mayo para que el país presidido por Alberto Fernández pudiera hacer frente a las negociaciones con el Club de París para el pago de 2.400 millones de dólares (1.977,3 millones de euros).

Sin embargo, recientemente varios funcionarios del FMI han expresado la opinión de que retrasar el acuerdo después de las elecciones parlamentarias de octubre tendría algunos beneficios, según fuentes consultadas por Bloomberg.

En concreto, los miembros del Fondo creen que retrasar el acuerdo una vez eliminada la presión electoral podría dejar a Argentina en una posición favorable a que el país asuma mayores compromisos políticos con la institución.

Para el FMI, el principal objetivo del nuevo acuerdo es que Argentina pueda cumplir el programa y no se atisbe el riesgo de un impago.