El metaverso se ha convertido en un aspecto fundamental para las empresas del siglo XXI

Por Remitido

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El término “metaverso” se escucha en todos los medios a día de hoy como consecuencia de las recientes declaraciones de Mark Zuckerberg, creador de Facebook. No es un nuevo concepto, ya que nació incluso antes de que la mayoría de personas enviaran su primer correo electrónico. No obstante, esta idea ha comenzado a materializarse en los últimos tiempos. Se basa en una red virtual permanentemente activa donde las personas pueden interactuar entre sí y con objetos virtuales, operando mediante avatares de sí mismos. Esto ha transformado la forma de ver el mundo y las finanzas. De hecho, compañías como Interim Manager Consulting han apostado por el metaverso como una nueva alternativa para los negocios.

Metaverso: una tecnología con futuro

El metaverso es una especie de realidad alternativa en la que pueden hacerse prácticamente las mismas acciones que en el mundo real, sin incluir sus limitaciones físicas. Puede incluir espacios de ciencia ficción y entornos conocidos, como oficinas, centros comerciales u hogares. Con este nuevo sistema se busca aumentar la interactividad e interoperabilidad con otros usuarios.

Este ciberespacio lo abarca todo, permitiendo que los usuarios puedan jugar, hacer ejercicio, trabajar, salir a pasear o divertirse. Por otro lado, también les permite comprar sus propios NFT (o token no fungible), una pieza virtual con un código único que puede venderse o traspasarse. Estos son propiedad de los avatares y pueden traducirse en ropa, arte o música, entre muchas otras posibilidades.

Para poder realizar las compras, cada metaverso cuenta con sus propias criptomonedas o tokens. Estas monedas virtuales cumplen un papel fundamental, tanto como método de intercambio como para resguardar la seguridad de las plataformas.

Para que el metaverso pueda llevarse a cabo es fundamental la Web 3.0, un movimiento tecnológico cuyo objetivo es descentralizar la red. Esto daría al usuario el poder y propiedad sobre aspectos como sus datos de identidad, transacciones y seguridad.

Una nueva forma de ver los negocios

Uno de los aspectos de la sociedad que cada vez tiene mayor importancia en el metaverso es el mundo de los negocios. De hecho, actualmente hay metaversos con bancos, universidades, casinos y tiendas donde hay muchas posibilidades de inversión.

Alguna de las formas con las que se puede ganar dinero en este mundo virtual es hacer publicidad de un negocio online o físico, lo cual podría multiplicar las ventas de sus productos o servicios. Otra opción sería crear tiendas de artículos donde se puedan intercambiar NFT por tokens, los cuales se pueden transformar en dinero real. Además, el valor de esos tokens puede dispararse, de manera que representan una buena inversión si se venden a un precio superior al que se han adquirido.

El metaverso y la Web 3.0 son tecnologías de futuro que prometen traer consigo grandes cambios para la vida social y los negocios. Consciente de ello, el equipo de Interim Manager Consulting apuesta por esta tecnología como un pilar fundamental para afrontar los retos de las empresas del siglo XXI.