El mercado del lujo creció un 15,5% en España en 2021

Por Redacción

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El mercado del lujo en las categorías de moda y complementos, perfumería y cosmética y joyería creció un 15,5% en España en 2021, según los datos del estudio ‘Mercado del lujo’, elaborado por EAE Business School.

Sin embargo, el registro no es suficiente para recuperar la caída sufrida del 26,6% con la llegada de la pandemia.

Según el informe, Madrid se está erigiendo como el gran dinamizador del turismo de lujo en España con aperturas como la del Four Seasons Gran Lujo en el centro de Madrid; Wow, el nuevo concepto del ‘retail’ digital con presencia del sector del lujo, y con la inauguración este año de la Galería Canalejas. Además se ha realizado una profunda renovación de hoteles de lujo como Mandarin Oriental Ritz o Villa Magna.

En 2020, el sector de moda y complementos de lujo de España, tuvo un retroceso del 27%, una cifra mayor que a nivel mundial que fue del 20%. «Los mercados de Estados Unidos y China destacaron al compensar en sus mercados domésticos el consumo que hubieran hecho en vacaciones. Por este motivo, en España el impacto en 2020 fue mayor que el promedio mundial, como en la totalidad de los mercados europeos», ha explicado el director del Luxury Brand Management MBA y autor del informe de EAE Business School, Ramón Solé.

La ligera reactivación del turismo, sobre todo a partir de mayo 2021, y el trabajo de los equipos comerciales y de marketing, para dinamizar al cliente nacional y atraer a los ‘millennials’ en los canales ‘offline’ y ‘online’. «Para el mercado español la dependencia del cliente internacional es para muchas marcas superior al 50% de sus ventas, haber logrado esta recuperación en promedio es muy destacable», ha señalado.

Respecto al ‘retail’, con la pandemia, el informe señala que ha habido «pocos cambios», aunque destaca a dos empresas de origen español como Loewe o Balenciaga, dos de las marcas de mayor crecimiento en los últimos cinco años con, por ejemplo, la ampliación de la ‘flagship’ Loewe en Serrano.

COSMÉTICA Y FRAGANCIAS

El informe muestra que la perfumería y cosmética ha tenido una mayor capacidad de recuperación, al tratarse de un tipo de artículos de lujo más asequible y de uso cotidiano. En 2021, el incremento ha sido del 14,3% respecto a 2020, quedando a menos de siete puntos de alcanzar el nivel de 2019.

El aumento de fragancias en detrimento del maquillaje se explica por los cambios de hábito durante la pandemia. El uso de mascarillas ha motivado un descenso de su uso, sobre todo en los labiales, que en 2020 y 2021 han descendido su consumo en más del 60%.

Además, todas las cadenas líderes de cosmética y fragancias, como Primor o Sephora, han fortalecido su estructura ‘online’, representando ya entre el 10% y el 15% de las ventas. «La digitalización es una palanca clave, pero sin olvidar la experiencia presencial que se escenifica en el retail con el contacto directo con el cliente con la que se logra el desarrollo y fortalecimiento de una marca de lujo», ha recalcado Solé.

Por último, el mercado de la joyería tiene una menor dependencia del turismo, que representa el 20% de las ventas totales. Sus caídas en ventas, un 19% respecto 2019, se deben más a una «reacción de prudencia» en el consumidor doméstico ante la incertidumbre de la pandemia.

El ‘ecommerce’ no supera todavía el 10% de las ventas de joyería. Sin embargo, en marcas del segmento medio, su peso es superior al 20%. En los últimos años, se han creado marcas originariamente digitales como PdePaola o Apodemia y que están ampliado su presencial en ‘retail’, confirmando la apuesta por la omnicanalidad.