El incremento de los procedimientos de la Ley de Segunda Oportunidad, según Sello Legal Abogados

Por Remitido

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El mecanismo jurídico de la Ley de Segunda Oportunidad permite empezar de nuevo a las personas físicas que no pueden pagar sus deudas. Para acogerse a esta ley, según el instrumento que entró en vigor en España desde el año 2015, el interesado debe cumplir con varios requisitos.

En los casi 7 años que lleva vigente esta normativa legal, más y más personas han recurrido a ella. De hecho, la tendencia se ha acentuado no solo por la crisis generada por la pandemia, sino también porque ahora más gente es consciente de sus ventajas.

Los comienzos en España de la Ley de Segunda Oportunidad

Aunque fue aprobada hace tiempo, los inicios de la Ley de Segunda Oportunidad en España han sido silenciosos. Hasta abril del 2019, casi 4 años después de haber entrado en vigencia, solamente unas 9.000 personas se habían acogido a ella. Esta situación situaba al país con una media muy baja, en relación con otros países de Europa como Alemania o Francia.

A pesar de esto, para el momento de su aprobación en España, varios grupos de organizaciones civiles llevaban años solicitando un instrumento legal de estas características, con base en las necesidades de la sociedad.

En el año 2020, la situación económica no mejoró demasiado. Esto fue causado por las bajas y los despidos que produjo la pandemia del COVID-19. Sin embargo, en este año, entraron en vigor medidas de moratoria impulsadas desde el gobierno central para paliar los efectos de esta crisis. Estas medidas permitieron que bajara considerablemente la presión de los deudores insolventes para agilizar procesos jurídicos, con el objeto de salvar su propio patrimonio ante los acreedores.

Dicha tendencia comienza a revertirse en 2021

Íñigo Serrano, director General de Sello Legal Abogados, afirmó que esta tendencia se ha revertido progresivamente a partir del año 2021. La proximidad de los vencimientos de las medidas moratorias por la pandemia ha motivado a muchas empresas a buscar alternativas legales a su situación. Muchos han encontrado en la Ley de Segunda Oportunidad una oportunidad para volver a empezar.

En noviembre de 2021, un estudio reveló que el 95 % de los que se habían adherido a la LSO se habían beneficiado. La investigación suscrita por el Colegio de Abogados de Barcelona indicó que esa mayoría absoluta había recibido la exoneración del pasivo insatisfecho. Sin embargo, el gremio admitió que en los procesos persistía cierta lentitud antes de producirse un fallo definitivo.

Para el directivo de Sello Legal Abogados, un bufete que cuenta con oficinas en Oviedo y León, la asesoría legal profesional es la clave. Cuando los involucrados quieren desarrollar un proceso expedito y resolutivo se debe tener el respaldo de un despacho con experiencia para agilizar el caso, como Sello Legal Abogados. Serrano dice que un buen abogado debe analizar de forma exhaustiva el expediente para ejecutar las medidas que permitan una solución rápida.